Arequipa

Arrancó juicio contra tres ex funcionarios de MPA

20 de marzo de 2018
Arrancó juicio contra tres ex funcionarios de MPA

La Fiscalía solicitó entres seis a siete años de pena privativa de la libertad para los exgerentes Óscar Carrillo, Carlos Moya y Pedro Valdivia, por la irregular adquisición de butacas para el coliseo del Palacio Metropolitano de Bellas Artes. Los empresarios contratados también fueron imputados.

La adquisición de asientos podría llevarlos a prisión. Ayer inició el juicio que se sigue en contra de tres ex funcionarios de la Municipalidad Provincial de Arequipa, por presuntamente coludirse con proveedores para defraudar al Estado en la compra de butacas que fueron instaladas en el anfiteatro del Palacio Metropolitano de Bellas Artes “Mario Vargas Llosa”, entre los años 2012 y 2013.
La Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios requirió siete años y seis meses de prisión efectiva para el ex gerente de Desarrollo Urbano, Carlos Moya Castro, y para el ex subgerente de Logística, Pedro Valdivia Salas, acusados como autores del delito de colusión agravada.
También se solicitó seis años de pena contra el ex gerente Municipal, Óscar Carrillo Muñoz, y similar condena para los empresarios proveedores Juan Roque Calsín y Beatriz Tito Ccari. 
La Contraloría General de la República requirió una reparación civil de 20 mil 850 soles contra todos los imputados.
El titular del Primer Juzgado Unipersonal de la Corte de Arequipa, Wilmer Calle Olivera, inició ayer el juicio oral de este proceso. Las partes oralizaron sus respectivos requerimientos.
La fiscalía sostiene que los exfuncionarios y los proveedores acordaron simular el alquiler de mil 800 butacas para la inauguración del Palacio Metropolitano, realizada el 04 agosto del 2012. 
Carrillo requirió el 31 de julio el alquiler de dichas butacas sin dar detalles de las especificaciones. Pese a que dicho pedido recién fue recibido por Logística al día siguiente, esta oficina ya tenía lista –el 31 de julio– la solicitud de servicio para alquilar los asientos desde agosto hasta diciembre del mencionado año.
Lo extraño fue que el 26 de julio, según consta en el cuaderno de ocurrencias, los trabajadores de la empresa Inmomer SAC habían ingresado al anfiteatro mil 100 butacas, es decir, antes de que se hagan los pedidos. 
Posteriormente, la comuna convocó a una licitación para adquirir 100 butacas presidenciales y mil 400 semibutacas costando S/ 464 mil 20. La empresa Inmomer que alquiló los asientos, fue la que al final logró ganar la buena pro, en un proceso sería dirigido (ya que uno de los candados era darle más puntaje a la empresa que ofrezca entregarlas en corto tiempo). Moya dio conformidad para el pago, sin verificar el estado de las mismas. 
Posteriormente, la fiscalía sostuvo que estas butacas fueron las mismas que fueron alquiladas, las cuales fueron retiradas y nuevamente instaladas para fingir el proceso.
Las defensas de los imputados rechazaron las acusaciones y esperan el sobreseimiento del proceso.
 
Compartir

Leer comentarios