Arequipa

Baja confianza presidencial generará mayor retracción de inversiones privadas

Un presidente de la República con 20 puntos de aceptación traerá consigo una mayor retracción de la inversión privada en nuestro país y por deducción un bajo crecimiento de la economía nacional, afirmó el economista, Glenn Arce Larrea.  El especialista afirmó que el mandatario Pedro Pablo Kuczynski, al ser la imagen de nuestro país, tiene una gran influencia sobre los inversionistas nacionales y extranjeros, quienes al notar una caída en su aprobación retraerán la inyección de capitales en el país. De modo que baja confianza presidencial afectará el crecimiento económico de nuestro país estimado en 4% para el 2018. Incluso Arce prevé que de continuar la retracción de inversiones privadas este año a duras penas alcanzaremos los 2.7% logrados el año pasado, afectados por el fenómeno El Niño y los destapes de corrupción.  “El grado de confianza ha bajado a nivel de 20 puntos, si esta tendencia sigue así la inversión se puede contraer y posiblemente no llegaremos al 4% de crecimiento”, manifestó.  En el contexto político actual el mandatario peruano tiene poco tiempo para recobrar la confianza de su país. Para el economista es tiempo de un nuevo mensaje presidencial donde se muestre las nuevas líneas de acción, claras y contundentes. “Estamos contra el tiempo y debe ser estos días”, afirmó. 

13 de enero de 2018
Baja confianza presidencial generará mayor retracción de inversiones privadas

Un presidente de la República con 20 puntos de aceptación traerá consigo una mayor retracción de la inversión privada en nuestro país y por deducción un bajo crecimiento de la economía nacional, afirmó el economista, Glenn Arce Larrea. 

El especialista afirmó que el mandatario Pedro Pablo Kuczynski, al ser la imagen de nuestro país, tiene una gran influencia sobre los inversionistas nacionales y extranjeros, quienes al notar una caída en su aprobación retraerán la inyección de capitales en el país.
De modo que baja confianza presidencial afectará el crecimiento económico de nuestro país estimado en 4% para el 2018. Incluso Arce prevé que de continuar la retracción de inversiones privadas este año a duras penas alcanzaremos los 2.7% logrados el año pasado, afectados por el fenómeno El Niño y los destapes de corrupción
“El grado de confianza ha bajado a nivel de 20 puntos, si esta tendencia sigue así la inversión se puede contraer y posiblemente no llegaremos al 4% de crecimiento”, manifestó. 

En el contexto político actual el mandatario peruano tiene poco tiempo para recobrar la confianza de su país. Para el economista es tiempo de un nuevo mensaje presidencial donde se muestre las nuevas líneas de acción, claras y contundentes. “Estamos contra el tiempo y debe ser estos días”, afirmó. 

El gobierno debe fortalecer la recuperación de la infraestructura en el norte y también en el sur. Con la confianza las inversiones en el sector minero, que se ha contraído desde el año pasado, podrían reactivarse.

El contexto en Arequipa no vislumbra un panorama alentador. Aquí el proyecto minero Tía María podría no solo ser la fuente de la reactivación económica de esta región, también de todo el país.

“Si el Gobierno llega a tener una mejor relación con las zonas afectadas y sale adelante el proyecto (Tía María), el crecimiento del país llegaría no solo al 4 %, posiblemente al 5 o 5.5%”, precisó. 

Recalcó que el tema de la minería está ligado al sector construcción que es uno de los mayores generadores de fuentes de trabajo en el país.

 

Compartir

Leer comentarios