Arequipa

Iren Sur no tendrá bomba de cobalto hasta el próximo año

La llegada del aparato clave para las sesiones de radioterapia para los pacientes con cáncer del Iren Sur sufre reiterados retrasos. El Inen donó el aparato en junio pasado, pero ello aún no se concreta en la práctica. La demora del Banco Continental para sacar el acelerador lineal de Oncoserv del nosocomio arequipeño, el retraso en la compra de un aparato similar para el hospital de Lima y problemas con el traslado provocarán que máquina empiece a funcionar, en el mejor de los casos, en enero. La promesa del reinicio de las sesiones de radioterapia para los enfermos con cáncer en el Instituto Regional de Enfermedades Neoplásicas del Sur (IREN Sur) tendrá que esperar hasta el próximo año.

14 de diciembre de 2017
Iren Sur no tendrá bomba de cobalto hasta el próximo año

La llegada del aparato clave para las sesiones de radioterapia para los pacientes con cáncer del Iren Sur sufre reiterados retrasos. El Inen donó el aparato en junio pasado, pero ello aún no se concreta en la práctica. La demora del Banco Continental para sacar el acelerador lineal de Oncoserv del nosocomio arequipeño, el retraso en la compra de un aparato similar para el hospital de Lima y problemas con el traslado provocarán que máquina empiece a funcionar, en el mejor de los casos, en enero.

La promesa del reinicio de las sesiones de radioterapia para los enfermos con cáncer en el Instituto Regional de Enfermedades Neoplásicas del Sur (IREN Sur) tendrá que esperar hasta el próximo año.

En junio de este año, el Gobierno Regional anunció la instalación de una Bomba de Cobalto en el hospital del cáncer de la región. La titular de la institución, Yamila Osorio, estimó que el aparato, que reemplazará al acelerador lineal que Oncoserv dejó inoperativo, llegaría en octubre pasado, pero ello no ocurre hasta ahora. 

El gerente del Iren, Carlos Palacios, reconoce que la Bomba de Cobalto en un escenario positivo debe llegar a Arequipa a mediados de enero de 2018.  

El aparato fue donado por el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN). Este reemplazaría su equipo por un acelerador lineal nuevo, por lo que optó por entregar su máquina de radioterapia al Iren. La condición, que la Región asuma el costo del traslado. 

Con la Bomba de Cobalto, el Iren retomaría el servicio de radioterapia a sus pacientes, un servicio que quedó suspendido en el 2012, debido a los problemas entre el Gobierno Regional y Oncoserv.  

“El retraso se debió a varios factores –comentó Palacios–. Para empezar, antes de que la donación se concrete el Iren debió garantizar el espacio para que la Bomba de Cobalto sea instalada. Para ello debió esperar a que el Banco Continental, propietario del acelerador Lineal que dejó Oncoserv, desmonte el equipo. El pedido para el retiro se hizo insistentemente, incluso con amenaza de lanzamiento. Recién hace una semana la entidad financiera sacó el equipo”. 

A ello se sumó el retraso en el proceso de licitación que el Inen realizó para comprar su nuevo acelerador lineal. El proceso tuvo problemas. Uno de los postores presentó reclamos, alargando la adjudicación que concluyó en noviembre pasado. 

Por ello, el proceso de desmontaje de la bomba empezó con retraso. Se estima que recién en 15 días, el aparato quedaría apto para el traslado a Arequipa.  

Palacios refiere que considerando estos plazos se esperaba que la máquina de radioterapia llegue los últimos días de diciembre a la ciudad, empero surgió otro problema. La empresa que llevará a cabo el traslado del mismo, aún no obtiene el permiso del Instituto Peruano de Energía Nuclear (IPEN) para movilizar la Bomba de Cobalto. Debe completar requisitos estrictos debido a que trasladará un equipo con sistema de radiactividad. Mientras ello no ocurra, la bomba no se moverá del INEN. El traslado demorará 5 días.

El funcionario explica que la empresa Cerro Verde ha asumido el gasto del traslado e instalación de la Bomba de Cobalto en el Iren. Ambas actividades demandarán la inversión de S/. 523 mil. 

Cuando el aparato llegue, se estima que la instalación de este demandará otros 15 días. Además se darán días adicionales para ponerlo a prueba. Cuando ello termine recién este podrá ser utilizado por los pacientes. 

Para que el servicio dé atención óptima se requerirá de la contratación de seis profesionales de la salud. Otro inconveniente, que el IREN debe prever considerando el déficit presupuestal por el que pasa.

 

EN ESPERA

En la actualidad, ante la falta del servicio de Radioterapia,  los pacientes del Iren deben ser atendidos en el hospital Goyeneche. Pese a que este nosocomio amplió su horario de atención, los enfermos con cáncer del Iren deben esperar entre 3 a 4 meses para recibir sus sesiones. Con la llegada de la Bomba de Cobalto esto cambiaría.  

 

Compartir

Leer comentarios