Arequipa

Más de mil 800 viviendas y 49 kilómetros afectados por lluvias

Por: Roxana Ortiz A.

27 de enero de 2017
Más de mil 800  viviendas y 49 kilómetros afectados por lluvias
Fuente de imagen:

Por: Roxana Ortiz A.

Según reporte de Defensa Civil, se tiene hasta el momento  más de mil 800 viviendas que han sido afectadas por la lluvia, pero especialmente por haberse construido en parte del lecho de una torrentera, como  ha ocurrido en Cayma, Mariano Melgar o Paucarpata, negligencia en la que han participado activamente las autoridades al haberles permitido su asentamiento en lugares prohibidos.
En Mariano Melgar la torrentera hace algunos años, tenía una amplitud de 30 metros aproximadamente y ahora solo  le queda un espacio de 8 metros, y se suma a este problema la población irresponsable que  arroja gran  cantidad de basura y que ha quitado profundidad al cauce.

En otros sectores como Alto Selva Alegre, se puede observar  que se han construido canchas, complejos deportivos, y otros, en pleno lecho de torrentera.

En el límite entre Mariano Melgar y Paucapata, que divide  la tercera torrentera, según explica doña Elvira Zuni, quien vive años en el lugar, la gestión de Marcio Soto construyó el Grifo Municipal y a quienes  estuvieron a cargo del proyecto no se les ocurrió mejor idea que tapiar las alcantarillas del desagüe que ayudaban a que la  gran cantidad de agua  pudiera desembocar en la torrentera.  

“Aquí se forma una gran laguna, los carros  no pueden  pasar  y en la pista se han formado grandes  huecos, y si sigue así, el  puente puede caerse. Nos  hemos quejado varias  veces y  no nos hacen caso”, señala la  vecina afectada. Unos 20 metros más  arriba del puente termina  el muro que se hizo para proteger las viviendas de la torrentera y es allí donde el agua poco a poco está  socavando los cimientos, y corren el riesgo que  pueda arrasar con varias casas.

La torrentera está acolmatada, hay gran cantidad de basura, piedras que arrastró el último ingreso y según cuentan los vecinos aún se puede ver las huellas cuando hicieron la limpieza del cauce, todo lo recolectado lo  dejaron debajo del puente hasta que el  agua arrasó con gran parte de los materiales acumulados.            

Algo que también está poniendo de manifiesto las precipitaciones es el mal estado de las pistas, hasta el momento se  ha contabilizado unos 49 kilómetros de vías afectadas y varios metros de vías que están totalmente destruidas, las que en algunos casos han tenido que clausurar para el paso de los vehículos. Solo en Mariano Melgar se calcula que se necesitaría entre 9 y 10 millones de soles  para su reparación.                
En la Variante de Uchumayo, a la altura del kilómetro 5, donde históricamente se  presenta el mismo problema, se generó una gran laguna, en la que quedaron atrapados algunos vehículos,  irresponsables al volante, los que  a pesar de recibir las advertencias del personal de seguridad de Covisur, continuaron la marcha y quedaron atrapados por la gran profundidad del pozo formado.

Al respecto, Gerardo Neyra, representante de la concesionaria, dijo que  se ha tenido que utilizar cuatro vehículos  cisterna para  tratar de sacar el agua lo más pronto posible. Señaló que se tiene un proyecto para  realizar  el alcantarillado  subterráneo  en la zona y evitar  que la misma  situación se siga repitiendo.

El miércoles  por la noche, gran cantidad de colectores de aguas servidas colapsaron, muchos continuaron ayer  emanando aguas pestilentes.  Uno de los mayores problemas se presentó en el distrito de Hunter, especialmente en la avenida Viña del Mar, donde un gran colector se tapó y provocó que el agua ingresara a varias viviendas y negocios que se ubican a lo largo de la vía.

En el ingreso principal al distrito se acumuló  en horas de la noche, gran cantidad de agua  de agua de lluvia, formándose una gran  laguna, cuyo peso no  pudo ser soportado por el muro que protege los terrenos de la familia Calderón, ocasionando que un tramo aproximado de 40 metros lineales de la pared,

se viniera abajo y  el agua ingresara al terreno.

Las  empresas de servicios como Sedapar y Seal siguen teniendo arduo trabajo. Se registraron unas 700 emergencias con la energía eléctrica, no solo en la ciudad sino en todas las provincias  donde se brinda el servicio, especialmente a consecuencia de la inundación de subestaciones de servicio. Hasta  ayer por la tarde se había solucionado  la mitad de las emergencias a cargo de 25 cuadrillas.
En cuanto a Sedapar,  no se  pudo conocer el número de emergencias que tuvieron, especialmente  sobre el colapso de buzones, debido a que  en la Oficina de Relaciones Públicas nadie proporcionaba  información. En el recorrido por la ciudad se pudo observar varios de los buzones emanando aguas servidas que discurrían por  cuadras, la que  en horas de la tarde se  unieron al agua de lluvia.                                      

 

Compartir

Leer comentarios