Arequipa

Toma de Charcani aún es vulnerable y puede dejarnos sin agua

Un evento extremo, terremoto o lluvia podría dejar sin servicio de agua potable a aproximadamente 300 mil arequipeños. La interrupción de agua a la planta Charcani V producto de un evento natural sería un peligro latente. La mañana de ayer, un grupo de funcionarios de Sedapar informó que existen 3 puntos vulnerables que podrían interrumpir el  servicio por un tiempo indeterminado, según el daño ocasionado. La caída de tierra o el ingreso de un huayco en las zonas “Matagente”, toma de la planta Charcani V, y un cerro ubicado en el ingreso de una tubería ubicado a un kilometro de la zona de recepción de agua  podría causar serios estragos. A la fecha la empresa de distribución de agua no posee un estudio de riesgo para prevenir futuros incidentes al respecto, pero indicaron que desarrollan un plan desde el año pasado, estudio que inició luego de que un huayco en el sector denominado como Matagente, quebrará una tubería madre del sistema de abastecimiento y tratamiento de agua. 

12 de enero de 2018
Toma de Charcani aún es vulnerable y puede dejarnos sin agua

Un evento extremo, terremoto o lluvia podría dejar sin servicio de agua potable a aproximadamente 300 mil arequipeños. La interrupción de agua a la planta Charcani V producto de un evento natural sería un peligro latente.

La mañana de ayer, un grupo de funcionarios de Sedapar informó que existen 3 puntos vulnerables que podrían interrumpir el  servicio por un tiempo indeterminado, según el daño ocasionado. La caída de tierra o el ingreso de un huayco en las zonas “Matagente”, toma de la planta Charcani V, y un cerro ubicado en el ingreso de una tubería ubicado a un kilometro de la zona de recepción de agua  podría causar serios estragos. A la fecha la empresa de distribución de agua no posee un estudio de riesgo para prevenir futuros incidentes al respecto, pero indicaron que desarrollan un plan desde el año pasado, estudio que inició luego de que un huayco en el sector denominado como Matagente, quebrará una tubería madre del sistema de abastecimiento y tratamiento de agua. 

“Actualmente estamos avanzando con ingenieros de Lima para que se haga un estudio de riesgo, lo que estamos haciendo es plantear la protección de la planta y una nueva solución definitiva”, declaró Fernando Arenas, gerente de Ingeniería de Sedapar. 

 

 

Según explicó Cerro Verde, quien ejecutó la construcción de la planta realizó un primer estudio de riesgo, pero no contempló en ese documento las zonas vulnerables, motivo por el que técnicos de la empresa iniciaron la elaboración de un perfil para la creación de un expediente técnico. 

“Es un trabajo que demora y en el que se tiene que tomar todas las consideraciones. Sedapar no puede poner en riesgo una inversión para que después  falle. Si bien es cierto, nosotros no hemos construido el tramo de línea de conducción, Sedapar tiene que prever que la solución definitiva sea sostenible en el tiempo”, señaló Arenas. 

Según Mario Luna, gerente de operaciones de Sedapar, se ha planteado la construcción de una malla que proteja la línea de conducción del agua en el lugar de Matagente. Una malla contra impacto que evitaría que la tubería se quiebre y el sistema continúe en operatividad. De la misma manera en la toma de agua se ha planteado el cambio de conductos de fibra de vidrio a hierro dúctil o acero que permita la resistencia ante la caída de rocas o impactos de lodo y piedras. Cabe señalar que las propuestas tendrán que ser evaluadas en un estudio, disertación que podría tener la demora de un año. 

“Hay muchas cosas que en ese estudio se tiene que contemplar, ver la vulnerabilidad de los puntos y ver si se sugiere cambiar de ubicación o no la planta. Es un estudio que requiere tiempo, no es tan sencillo de elaborar y plantear otras posibilidades. Pero lo que pretendemos es asegurar el abastecimiento a la población”, explicó Luna. 

Ayer, el gerente general de Sedapar, Juan Córdova, y los gerentes de Ingeniería, Operaciones y Producción, presentaron las acciones de recuperación y atenuación provisional realizadas en la zona, después de que en el 2017 un huayco afectará un ducto de agua. Según informó Córdova, se realizaron trabajos durante todo un año a través de fondos de una aseguradora. Además, invirtieron 100  mil soles en el encauzamiento del río, tarea que debió ejecutarla la Autoridad Nacional del Agua, pero que ante la demora y desidia del ente fue ejecutada finalmente por la misma empresa.  

 

DATO

Este año Sedapar tiene un fondo de 2 millones de soles para posibles contingencias.

 

Compartir

Leer comentarios