En búsqueda de Francisca una sirvienta de 10 años

Hace 100 años un 30 de enero de 1916
Trabajo Infantil
Con que palabras se puede expresar la perdida inesperada de algún ser querido, y no me refiero a su fallecimiento, simplemente cuando una persona desaparece, no hay razones, ni motivos simplemente no se la encuentra.

Cada hora desaparece una persona, en especial si son niños, muchos de ellos son secuestrados por diferentes mafias a nivel mundial, esta situación ha empeorado con el paso de los años.

Muchos de estos de menores jamás son encontrados, ni vivos o muertos.
 

Hace 100 años

Se daba a conocer la desaparición de una pequeña llamada Francisca, pero eso no era lo peor, la menor de tan solo 10 años, no era buscada por sus familiares, más bien por sus amos, a su corta edad era una sirvienta.

Una niña como muchos otros menores de hoy, tenía que ganarse el pan de cada día ya sea para ella o para su familia, simplemente trabajando.
 

Trabajo infantil

Suele definirse como toda actividad forzada que priva a los niños de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico.

Hasta el año 2015 en el Perú había 1 millón 659 mil niños y adolescentes que trabajan, casi la mitad en condiciones de explotación.

Según las cifras del INEI (El Instituto Nacional de Estadística e Informática) al 2011, de los siete millones de niños y adolescentes (entre 6 y 17 años) que existen en el país, 832 mil tienen entre 6 y 13 años, menos de la edad establecida para trabajar.
 

Educación solo un sueño

Antes la educación pasaba a segundo término, porque por aquellos años para estudiar se necesitaba dinero, por tanto el estudio seria todo un lujo, algo que muchos niños inclusive hasta nuestros días solo puede ser un sueño, más no una realidad próxima.
 

Hoy

No hay un  registro exacto y verídico que mencione si la menor Francisca fue encontrada, si lo fue suponemos que siguió siendo sirvienta, y si no fue hallada espero que hay sido feliz que hay entrado algo mejor.

En nuestro país las desapariciones de niños sigue en aumento, sinceramente deseo que cada uno de ellos regrese a casa sano y salvo.

Para lo pequeños que son explotados laboralmente, espero que se les sancione a sus “jefes”. Y que a las víctimas se les dé una oportunidad de tener una mejor vida, que se les conceda el lujo de poder estudiar y más aún el lujo de tener sueños y esperanza.

¡Los  sueños se pueden hacer realidad, nunca pierdas la esperanza!
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
La pregunta es para probar que eres un visitante humano y no spam.

Comentarios Web