Arequipa la ciudad de robos y hurtos

26 de Marzo de 2017
Robos en Arequipa
Fuente de la imagen: 
Internet/Medios

Por: Roy Cobarrubia V.

 
Denunciar un hecho delictivo es una cuestión de gestiones que resultan ser a veces y en algunos casos, una odisea. El trámite es largo, y a evaluación de la población, tedioso e ineficiente. “Resulta preocupante que del porcentaje de víctimas de delitos en la ciudad de Arequipa durante el año 2015 (34.4%), solo el 16.7% denunció dichos hechos delictivos ante las autoridades competentes, es decir, únicamente 16 de cada 100 personas de 15 años de edad a más, víctimas de un delito, en zona urbana interpusieron la denuncia correspondiente. De ello se desprende que la cifra negra en la ciudad de Arequipa en el año 2015, fue de 83.3%; es decir, ante este alto porcentaje de casos, no se generó ninguna investigación para sancionar la comisión del hecho delictivo”, dice el documento de investigación.
De acuerdo a Víctor Quinteros Marquina, director general de la Dirección general de política criminal y penitenciaria, los hechos delictivos tendrán que reducirse en la medida de que la población denuncie cada vez más hechos delictivos.
“El tema es fortalecer los mecanismos de denuncia y las investigaciones por acto de receptación en los mercados ilícitos. Lo nuevo es mejorar los mecanismos de denuncias por robos y hurtos, y realizar denuncias por receptación y romper el eslabón de la cadena de actos ilícitos”, dijo Marquina.
En Arequipa 34 de 100 personas de 15 años de edad a más, han sufrido un robo. Según datos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en ciudades con una población por arriba de los 20 mil habitantes se omite la acusación porque el 29.1% desconoce al delincuente, el 28.2% cree que es una pérdida de tiempo, el 22.7% da poca importancia al hecho, el 11.5% manifiesta que el hecho no se consumió, el 9.5% desconfía de la policía y el 5.3% tiene miedo a represalias.
“¿Por qué nos roban el celular?, porque hay mercado, ¿Por qué nos roban las autopartes?, porque hay mercado, pero tan irónico es el destino que a la persona que le roban la llanta de su vehículo, va comprarla a esos mercados que reducen elementos robados”, expresó el presidente de la Junta de Fiscales de Arequipa, Jesús Fernández. Según el abogado la delincuencia no parará hasta que se elimine los mercados de recepción de elementos robados. Para Fernández la venta de objetos usados en mercados informales, promueve la ilegalidad y el delito.
Durante el año 2015 se registró 9 mil 474 denuncias contra el patrimonio, una cifra en aumento en relación al 2014, 8 mil 213 denuncias; al 2013, 7 mil 821 denuncias y al 2012, 7 mil 776 denuncias. El delito más denunciado es el hurto que en el 2015 representó el 59.6% de las denuncias registradas, robo de celulares, carteras, etcétera. El robo se encuentra en el 27.1%.
“Ambos delitos son los que más afectan a la población y generan mayor sensación de inseguridad, toda vez que representa el 86% del total de delitos contra el patrimonio denunciados”, dice el estudio.
Producto de estos actos la percepción de inseguridad en la ciudad en personas mayores de 15 años es del 93.7%. En Arequipa durante el 2015 se registraron 5 mil 650 hurtos, 272 robos, 512 usurpaciones, 424 estafas y 117 apropiaciones ilícitas.
Además el informe indica que Cerro Colorado es el distrito con mayores índices delincuenciales con 2 mil 272 delitos, seguido por Arequipa con mil 295 delitos, José Luis Bustamante y Rivero con mil 766 delitos, Cayma con mil 265 delitos y Paucarpata con mil 225 delitos que son los distritos que poseen mayor incidencia de hurtos y robos.
“Hay delincuentes reincidentes que ingresan a las comisarias por robo de celulares e inclusive se burlan de la policía, pero lo que debe haber es que las penas se sumen y tengan efecto, un celular cuesta de 200 a 300 soles, pero si sumamos eso por 30 días es nueve mil soles”, dijo el alcalde de Arequipa, Alfredo Zegarra, quien ha propuesto sumar los actos delictivos para sancionar debidamente los las faltas. La autoridad además ha propuesto que se aligere los procedimientos de atención a las personas que sufrieron actos delictivos.
Los procedimientos para asentar una denuncia en muchos de los casos resulta complicado para la víctima: llamar al 105, e informar de haber sufrido un robo. Esperar de 20 a 35 minutos la llegada de los agentes policiales. En el caso de que haya sufrido un robo dentro de su vivienda no mover nada de la habitación o casa, hasta que llegue la policía y tome huellas y fotografías, el trámite termina siendo solo un referente. Después de eso la víctima de robo debe acercarse a la comisaría más cercana para darte parte de lo sucedido. El incidente debe ser especificado, el lugar y la zona son en algunos casos de relevancia, pues aunque existe la disposición de que cualquier comisaría puede tomar parte en algunas estaciones policiales rehúyen a recibir la denuncia informando que le corresponde a otra jurisdicción. El monto del robo si es que es un monto pequeño menor a diez mil soles en la comisaría y pasar a ser registrado, si es cerca a los 40 mil soles es investigado por la División de Criminalística y si es superior a 40 mil es pasado a la Dirección de Investigación Criminal. Sumado a ese procedimiento las víctimas deben presentar pruebas personas que haya observado el hecho y documentos que acrediten propiedad de lo robado. Finalmente los agentes deben realizar un parte del hecho. Deben realizar luego de todo eso un seguimiento de las investigaciones de su caso. Para Zegarra el procedimiento de denuncia debe ser más corto y mucho más eficaz.

Comentarios Web