Estiman en 25 mil amas de casa en Arequipa

19 de Marzo de 2017
Fuente de la imagen: 
No indica

Las trabajadoras familiares no remuneradas representan al 8,1% de la Población Económicamente Activa. Según jefe del Observatorio Socio Económico Laboral (OSEL), el problema es que no tienen oportunidad de trabajar, además de las condiciones desiguales en el plano laboral frente a los varones.

 
En la región Arequipa, hay 24 mil 299 mujeres que se dedican a tiempo completo a trabajos domésticos y al cuidado exclusivo de los hijos. 
 
El grupo, si bien ha ido en descenso en comparación a hace ocho años, aún representa una cifra significativa de la Población Económicamente Activa (PEA) de mujeres, que asciende a 310 mil 766 en toda la región. 
 
Según datos de la última Encuesta Nacional de Hogares sobre Condiciones de Vida y Pobreza (Enaho), la trabajadora familiar no remunerada representa en la actualidad al 8,1% de las mujeres aptas para trabajar. La cifra, cayó en más de cuatro puntos porcentuales en comparación al 2007. Ese año, el universo de amas de casa ascendía 12,3% de la PEA femenina.
 
La variación posterior fue inconstante. Por ejemplo, en 2008, la Enaho reportó 9,9%, en 2009, el porcentaje subió a 11,7%, en tanto, en 2010, la cifra descendió a 10,6%, mientras que para el 2011, los números crecieron nuevamente al 12,1%. 
 
 
Socialmente, se cree que la mujer que no trabaja y se dedica al hogar, es porque tiene posibilidades que su pareja asuma sus gastos y las de sus vástagos, en ese caso, es generalmente el varón quien dispone la inactividad laboral de su pareja. Empero, según el coordinador del OSEL, Freddy Machaca, una de las razones, que explican la presencia significativa de las amas de casa, es que aún la mujer, no posee las mismas oportunidades laborales que el hombre. 
 
“La inactividad en las mujeres mayormente está asociada a la exclusividad que algunas de ellas dedican a las tareas domésticas y al cuidado de los hijos en sus hogares, pero hay que analizar que un grueso de este grupo son profesionales bien preparadas”, agregó. 
 
Un reporte relacionado a las mujeres en el mercado laboral de la región, hecho por el OSEL, señala que el 37% de las mujeres se desempeña como independientes “debido a que tuvieron una mayor necesidad de autoemplearse o generarse su propio trabajo”. El informe, además, detalla que las trabajadoras dependientes (asalariadas) son menores (47%) en comparación con los varones (58%), sobre todo en el sector privado, donde los hombres son más empleables que las mujeres.
 
No obstante, la mayor brecha entre varones y mujeres se observa en torno a los ingresos. Por ejemplo, en el sector privado las mujeres ganan 44,7% menos que los hombres y una menor desigualdad en el sector público en donde la brecha es de solo 11,7%. “Esas condiciones demuestran que aún hay desigualdad y menor oportunidad para las mujeres”, reconoció Machaca. 
 

Comentarios Web