La maldición de expresidentes

16 de Julio de 2017
Fuente de la imagen: 
No indica

Fujimori condenado a 25 años de cárcel, Humala y su esposa Nadine Heredia con 18 meses de prisión preventiva, Toledo también con la misma sanción, pero prófugo en Estados Unidos y García investigado, son los últimos cuatro expresidentes involucrados por actos de corrupción. 

 

Por: Ronel Huayta H. 

 
Llegar a la Presidencia de la República en el Perú parece ser una maldición, pues los últimos cuatro expresidentes están involucrados de actos de corrupción y de ellos dos están en prisión, uno prófugo en Estados Unidos y uno investigado. 
 
Alan García Pérez (1985-1990 y 2006-2011), Alberto Fujimori Fujimori (1990-2000) –actualmente en prisión–, Alejandro Toledo Manrique (2001-2006) y Ollanta Humala Tasso (2011-2016), afrontan investigaciones serias por corrupción o tienen a varios de sus colaboradores más cercanos encarcelados y negociando su cooperación con la fiscalía para tirar de la manta. 
 
Debido a Odebrecht, que habría sobornado a las más altas instancias políticas, quedarían en prisión todos los presidentes peruanos desde la restauración de la democracia en 1980. 
 
Tan solo Fernando Belaúnde (1980-1985) y Valentín Paniagua (2000-2001), ambos fallecidos, quedarían al margen de la larga sombra de sospecha que se cierne sobre las personas que ostentaron la más alta magistratura de la República de Perú, una situación que varios analistas y periodistas del país califican de "traumática", "confusa" y "vergonzosa". 
 
Todos los demás, Alan García (1985-1990 y 2006-2011), Alberto Fujimori (1990-2000), Alejandro Toledo (2001-2006) y Ollanta Humala (2011-2016), o ya está en la cárcel o afrontan investigaciones serias por corrupción o tienen a varios de sus colaboradores más cercanos encarcelados y negociando su cooperación con la fiscalía para tirar de la manta. 
 
De todos estos, Fujimori es el que menos implicado aparece de momento en el caso Odebrecht, cuyas coimas millonarias comenzaron a darse después de su Gobierno. Sin embargo, Fujimori ya se encuentra en prisión condenado a 25 años, además de por varios delitos de violación a los derechos humanos, por varios cargos de "peculado doloso, apropiación de fondos y falsedad ideológica en agravio del Estado". 
 
A García, quien ha sido el que más duramente ha cargado públicamente contra "las ratas" y los "fariseos" acusados de recibir coimas de Odebrecht desde su cuenta de Twitter, la trama le está salpicando a través de varios de sus inmediatos colaboradores. 
 
De hecho, los primeros detenidos en el país a causa de las confesiones han sido el que fuera su viceministro de Comunicaciones, Jorge Cuba, y Edwin Luyo, a uno de los responsables de la licitación de la Línea 1 del Metro de Lima, adjudicada a Odebrecht en 2009. 
 
Estrictamente por el caso Odebrecht, uno de los implicados es Toledo, después de que el exdirector de la compañía brasileña en Perú, Jorge Barata, confesara a la fiscalía que pagó US$ 20 millones al expresidente para ganar la licitación de una carretera.  La confesión llevó a la Fiscalía a ordenar el fin de semana pasado el registro de la mansión que Toledo compró en Lima al poco de dejar el Gobierno. 
 
Actualmente el expresidente se encuentra en calidad de prófugo en Estados Unidos, a la espera de ser detenido y extraditado al Perú. Tiene dos  órdenes de prisión preventiva por 18 meses. 
 
CASO HUMALA – HEREDIA 
El expresidente Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia, afrontan un proceso por lavado de activos con prisión preventiva de 18 meses. Desde Odebrecht señalan entrega de 3 millones de dólares en la campaña de 2011, y en el 2006 habrían recibido apoyo económico de Venezuela. 
 
El último viernes fueron trasladados a los centros penitenciarios donde cumplirán 18 meses de prisión preventiva ordenados por el juez Richard Concepción Carhuancho en el marco de una investigación por lavado de activos. 
 
El Inpe decidió que Ollanta Humala pase su período de reclusión en el penal Barbadillo, ubicado la sede de la Dirección de Operaciones Especiales de la PNP, en el distrito de Ate Vitarte. Por su parte, Nadine Heredia esperará ese tiempo en el penal Anexo de Mujeres de Chorrillos. 
 
La acusación sobre ellos es la de haber recibido fondos del expresidente de Venezuela Hugo Chávez y de las empresas brasileñas Odebrecht y OAS para financiar las campañas electorales de 2006 y 2011 del Partido Nacionalista que presidían. 
 
 
PRESIDENTES SALPICADOS
El caso Odebrecht sacudió la política brasileña al más alto nivel, pues tanto el actual presidente de Brasil, Michel Temer, como Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva, sus antecesores en el cargo, se han visto implicados en el escándalo. 
 
Y la onda expansiva rápidamente alcanzó al resto de la región, llegando hasta otras importantes figuras de la política latinoamericana, incluyendo a varios mandatarios y exmandatarios. 
 
El ejemplo más destacado tal vez sea el del expresidente de Perú Alejandro Toledo, sobre quien pende una orden de detención nacional e internacional por supuestamente haber recibido un soborno de US$ 20 millones del gigante brasileño de la construcción. 
 
El más reciente, la acusación de que la campaña del actual presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se benefició con US$ 1 millón proveniente de los sobornos que Odebrecht habría pagado a un exsenador colombiano. 
 
Y esos no son los únicos casos de alto perfil vinculados a lo que el departamento de estado de EE. UU. calificó como "el mayor caso de sobornos extranjeros de la historia". 
 
El escándalo también ha salpicado a destacados políticos como el panameño Ricardo Martinelli y el salvadoreño Mauricio Funes, solo por nombrar a algunos de los exmandatarios acusados de haberse beneficiado de los sobornos.
 
Plantea candidata al colegio regional de Enfermeros

Comentarios Web