Nuevos modelos de trabajo: Coworking AQP entra con fuerza a Arequipa

24 de Enero de 2018
Fuente de la imagen: 
Coworking AQP
Comodidad, ahorro y numerosos contactos son solo algunos de los beneficios que ofrecen las oficinas de Coworking AQP, un innovador modelo de trabajo que se ajusta perfectamente a las necesidades de los trabajadores independientes y emprendedores arequipeños.
 
Una de las principales preocupaciones de un emprendedor o trabajador independiente (free-lancer) es el lugar en el que va a desarrollar su trabajo. Muchos comienzan en sus propios hogares, pero cuando llega el momento de tratar con clientes y socios, el lugar de trabajo toma mucha más importancia debido a la imagen que se desea proyectar. Sin embargo, el alquiler de una oficina tradicional puede significar una carga financiera muy grande para un negocio que recién empieza, sin contar el equipamiento de la misma.
Así lo observaron Robert Arizaca y David Asparrín, fundadores de las oficinas Coworking AQP, un espacio de trabajo colaborativo y flexible que se puede alquilar por horas y que ofrece oficinas diseñadas para impulsar la productividad y el profesionalismo de las nuevas empresas. El proyecto nació de la propia necesidad de los fundadores de encontrar un lugar cómodo para trabajar mientras viajaban constantemente.
“Encontramos este modelo que se está aplicando mucho en países desarrollados y que tiene mucho impulso en la capital. Después de investigar el mercado decidimos aplicarlo en Arequipa, donde hay muchos emprendedores y trabajadores independientes que pueden aprovechar nuestros espacios comunes y seguir creciendo sin necesidad de invertir en el alquiler de oficinas tradicionales”, explican.
Los beneficios de estos nuevos espacios colaborativos son cuantiosos, abarcan no solo la economía del cliente, sino que lo ayudan a crecer y ampliar su red de contactos y, por ende, a recibir más ofertas de trabajo. El primer cambio positivo se observa en la imagen proyectada por el nuevo empresario o el trabajador free-lance, su presencia es más profesional y formal al recibir a sus clientes. La productividad también se eleva, ya que los ambientes cuentan con un diseño minimalista y funcional que impulsa la concentración.
Coworking AQP recibe a profesionales y empresarios de diversas ramas que pueden interactuar entre ellos ampliando su red de negocios, mejorando la alimentación creativa de sus proyectos e impulsando el aprendizaje constante. Finalmente, las comodidades que brindan las instalaciones como teléfono, pizarras, proyectores, internet y oficinas comunales y privadas, cubren todas las necesidades de los clientes, quienes ahorran entre 40% y 50% de los gastos que implica el alquiler y equipamiento de una oficina.
 
Una tendencia que llegó para quedarse
Tanto Robert Arizaca como David Asparrín concuerdan en que este nuevo modelo de trabajo tiene mucho camino por recorrer en nuestro país, especialmente en Arequipa. “El trabajo colaborativo llega como resultado de la evolución en las formas de trabajo. Actualmente, el mercado laboral cuenta cada vez con más trabajadores independientes que buscan manejar sus horarios, que viajan constantemente. También observamos que los estudiantes ya comienzan a trabajar y generar sus propias ofertas laborales antes de culminar sus estudios profesionales”, indican.
Siendo los jóvenes los protagonistas de estos nuevos modelos de trabajo, no es una sorpresa entender que el modelo coworking responde a la nueva forma de relacionarse de los millenials, una generación que ha conquistado el mundo y que rebasa en dinámica y creatividad, que encuentra en el trabajo en equipo y en la comunicación sus principales armas de expresión y desarrollo, por lo que estos nuevos espacios se presentan como la opción perfecta para impulsar su fuerza de trabajo.
Coworking AQP solo lleva cinco meses desarrollando su propuesta en la ciudad blanca, pero ya cuenta con diversos clientes que han encontrado en sus instalaciones el mejor aliado para cumplir sus objetivos de crecimiento sin preocuparse por el pago de un alquiler o el pago de servicios como teléfono, internet, agua y luz. Disfrutan de espacios abiertos a las ideas innovadoras y al constante trabajo en equipo. Todo esto con flexibilidad de tiempos y libertad para gestionar sus propios horarios. ¿Qué más se puede pedir?
En definitiva, las empresas que desean triunfar en sus sectores deben combinar trabajo colaborativo con innovación para responder al dinamismo de los nuevos consumidores. Un espacio de coworking aporta el ambiente exacto para estas sinergias y para seguir desarrollando las ideas en pos del futuro. 
 
Plantea candidata al colegio regional de Enfermeros

Comentarios Web