Cuatro mil 500 denunciaron abusos sexuales de la iglesia en Australia

06 de Febrero de 2017
Fuente de la imagen: 
No indica
Casi 4500 personas denunciaron abusos sexuales a menores por parte de miembros de la Iglesia Católica en Australia entre 1980 y 2015, según se dio a conocer en la reanudación de las audiencias de la comisión que investiga esos delitos.
 
"Los niños fueron ignorados o, peor aún, castigados. Las denuncias no fueron investigadas", aseguró la abogada consejera de la comisión, Gail Furness, al revelar los datos recopilados por el organismo encargado de investigar cuál fue la respuesta oficial a los abusos sexuales a menores en Australia desde 1950.
 
La comisión real tomará declaración a casi todos los obispos del país en varias vistas públicas que durarán hasta el 27 de febrero.
En la primera jornada de audiencias, Furness explicó que se recabaron un total de 4444 denuncias que apuntan a centenares de religiosos y 93 altos cargos de la Iglesia, además de afectar a más de un millar de instituciones.
 
Los datos recopilados indican que el 78 % de los denunciantes fueron varones y un 22 % mujeres.
 
También revelaron que la edad media de las víctimas fue de 11,6 años en el caso de niños y de 10,5 en el caso de niñas, y que las víctimas tardaron una media de 33 años en presentar las denuncias después de que el supuesto delito fuera cometido.
 
En total, unas 1880 personas fueron identificadas como presuntas perpetradoras de abusos.
 
De estas, 597, o el 32 % eran hermanos religiosos; 572, o un 30 %, sacerdotes; 543, o un 29 %, laicos, y 96, o el 5 %, eran hermanas religiosas, precisó Furness.
 
La abogada criticó la gestión de estos casos por parte de la Iglesia y denunció que los relatos de las víctimas son "deprimentemente similares".
 
"Los documentos no fueron guardados o fueron destruidos. El secretismo prevaleció, al igual que los encubrimientos", añadió.
Los datos sugieren además que entre 1950 y 2010, más del 20 % de los Hermanos Maristas, los Salesianos de Don Bosco y los Hermanos Cristianos fueron acusados de abusos sexuales, mientras que en la orden de San Juan de Dios la proporción sube a un 40,4 %.
 
La abogada denunció ante la Comisión las dificultades impuestas por el Vaticano para obtener información sobre los abusos sexuales y en particular respecto al caso de un sacerdote acusado de pederastia.
"La Comisión Real esperaba un mejor entendimiento sobre la acción que debería tomar en cada caso. La Santa Sede respondió el 01 de julio de 2014 que 'no era posible ni apropiado proveer la información requerida'", explicó Furness.
 

Tu Opinión

¿Quién debería ser titular en la Selección Peruana?

Comentarios Web