Abren nuevo centro cultural para exposición de obras arequipeñas

12 de Agosto de 2017
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Casona Irribarri es desde ayer el nuevo Centro Cultural  de la Universidad Nacional de San Agustín. Por 30 años el lugar fue conocido como "Complejo Chávez de la Rosa". Hoy cuenta con más ambientes y espacio para los artistas, músicos y bohemios.

 
La casona Arróspide o Irribarri, ubicada en la esquina de las calles Santa Catalina y San Agustín, es desde ayer el nuevo Centro Cultural de la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa). 
Fue construida en 1743. Allí inició la Facultad de Derecho de la primera casa superior de estudios de la ciudad. Hasta hace unas semanas funcionaban oficinas administrativas de la Unsa, que ya fueron trasladadas. Aunque queda un grupo de estas, que serán retiradas progresivamente.
En el nuevo centro cultural funcionó por 30 años el complejo cultural “Chávez de la Rosa”, donde artísticas conocidos hacían sus exposiciones culturales. 
El último concepto no ha cambiado, pero ha sido ampliado. El nuevo centro del arte ahora cuenta con seis salas de exposiciones, tres patios y además se ha acondicionado un café, donde los amantes y bohemios podrán compartir interminables tertulias al compás de música de artistas. También se habilitó una sala de lectura, una tienda de artesanías y un ambiente con Wifi para que todos sus visitantes estén conectados.
 
100 OBRAS 
La puesta en valor de esta imponente infraestructura arrancó con la exposición de más de 100 obras, 60 de estas del mejor dibujante de Arequipa de los últimos 100 años, José Luis Pantigoso, además del notable artista Percy Hurtado. En una sala especial se lucen obras tridimensionales, esculturas, algunas en base a ichu, de Franz Tenorio y Percy Gallegos. 
Destaca además, una galería especial dedicada a pinturas de Jesucristo con 12 cuadros expresivos e imperdibles. 
La idea, además, de presentar obras de artistas conocidos es promocionar el arte de los nuevos talentos. Así, se dedicarán espacios para la exposición de fotografías, dibujos, pinturas en base a acuarelas y óleo, etc. También se desarrollarán talleres. teatro y conciertos. El objetivo es atraer a más personas, sobre todo a jóvenes hacia la cultura, dice el jefe de la Oficina de Promoción y Desarrollo Cultural y director del centro cultural, Fredy Hurtado Araníbar.  
El rector de la Unsa, doctor Rohel Sánchez, por su parte anunció que para el 2019 todo el complejo, cuya parte aun es ocupada por 500 trabajadores administrativos, será habilitado al 100% y entregado a la ciudad, como aporte a la cultura mistiana.
 
MÁS ARTISTAS, MENOS ESPACIOS
Hurtado Araníbar destacó que la producción de artistas creció hasta 16 veces en los últimos años. Pone como ejemplo que de la Facultad de Arte de la casa agustina cada año egresan alrededor de 15 nuevos artistas, que no tienen espacio donde exponer su talento. Y es que, en la actualidad, han cerrado espacios culturales importantes como la Galería del Banco Wiese, la Editora Perú, y la Casona del Moral. En ese contexto, este nuevo centro cultural abre sus puertas como una excelente alternativa al arte arequipeño. 
 
DATO
Poner en valor el centro cultural demandó la inversión de 129 mil 453 soles.
 

Comentarios Web