Brecha salarial entre hombres y mujeres se agravó desde 2005

20 de Mayo de 2017
brecha salarial
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Las diferencias salariales crecieron de 500 soles a más de 800 soles desde el 2005 entre varones y damas.

Los sueldos tienen mayor brecha cuando se trata del nivel de estudios. Los hombres con nivel universitario ganan más de 1000 soles pese a estar en la misma situación que las mujeres.  
La desigualdad en el trabajo entre hombres y mujeres persiste en la región y se ha agravado en la última década.
Un indicador que grafica que las diferencias de género laborales han permanecido a lo largo del tiempo se observa en el sueldo. De acuerdo al Observatorio Socio Económico Laboral (OSEL) Arequipa, la diferencia actual de salarios de ambos sexos supera los 800 soles
 
El panorama se ha agravado, pese a la promoción de igualdad entre varones y mujeres. Así por ejemplo, para el 2005, los varones ganaban 785 soles al mes, mientras que las damas 450 soles; la diferencia salarial era 335 soles
En el año 2008, el salario de los hombres ascendió a 1224 soles. Mientras que el de la mujer apenas llegaba a 672 soles; la brecha creció a 552 soles
Dos años después el panorama no cambió, empeoró. Así, mientras el sueldo del varón bordeaba los mil 400 soles, el de la mujer era de 775. Ellos ganaban casi el doble. 
Las cifras de la OSEL, actualizadas al 2015, muestran que el sexo “débil” apenas alcanza los mil seis soles y los hombres mil 807 soles, ello significa que las mujeres ganan 44,3% menos que los varones.
 
MÁS ESTUDIOS, MÁS DIFERENCIA
Las diferencias salariales entre géneros crecen paradójicamente, a mayor nivel de instrucción de las mujeres. Por ejemplo, un varón con instrucción superior no universitaria bordea un sueldo de dos mil 303 soles, mientras que una dama con el mismo nivel de preparación, apenas roza los mil 293 soles. 
Adicionalmente, los varones con educación superior universitaria llegan a ganar al mes dos mil 700 soles, casi mil soles más que las mujeres (mil 751 soles).
 
MÁS INDEPENDIENTES
Este panorama, ha obligado a la mujer a ser más independiente y generar su propio ingreso y trabajo. El estudio de la OSEL refiere que las mujeres tienen un mayor porcentaje de su Población Económicamente Activa (PEA) Ocupada como independientes en comparación con los varones (36% frente al 31%). 
Por otro lado, las trabajadoras dependientes (asalariadas) son menores en comparación con los varones, sobre todo en el sector privado, donde los hombres son más empleables que las mujeres (51% frente a 39%). Ello principalmente porque las empresas prefieren no contratar a mujeres, pues estas tienen derechos laborales como pre y post maternidad y hora de lactancia durante un año.
Así también hay un mayor porcentaje de trabajadoras familiares no remuneradas. Estos datos confirman la desigualdad de género en el trabajo. 
Por el lado de los ingresos se ve una mayor brecha salarial en el sector privado en donde las mujeres ganan 44,7% menos que los hombres y una menor desigualdad en el sector público en donde la brecha fue de solo 11,7%. Lo que denota que en las empresas del Estado, hay mejores condiciones laborales y salariales para las mujeres.
 

Comentarios Web