Gobernadora: ANA debe ponerse los pantalones para dar agua a Tambo

13 de Septiembre de 2017
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Desconfianza y emplazamiento ocasionó una medida asumida por la Autoridad Nacional del Agua (ANA) para decidir sobre la cantidad de agua que debe ser soltada de la represa Pasto Grande en la atención de la demanda del valle del Tambo.

 
La ANA dejó en manos del Proyecto Pasto Grande la responsabilidad de efectuar la batimetría en la represa moqueguana, bajo una supervisión. El estudio que demorará hasta 60 días permitirá determinar el volumen de agua almacenada, información para calcular cuánto soltará para el valle arequipeño.
Sin embargo, la gobernadora Yamila Osorio no reparó en demostrar su malestar y desconfianza. Demandó a la ANA “ponerse bien los pantalones” en las decisiones que asume para que Moquegua entregue agua de la represa Pasto Grande al valle de Tambo.
“Discrepo mucho que lo haga Pasto Grande. Yo creo que la ANA  debería ponerse bien los pantalones y poder acreditar una comisión técnica que ingrese a la zona y que pueda realizar la batimetría”, afirmó.
Manifestó que contestará expresando su rechazo a la decisión de la ANA. Pedirá que la entidad acredite un equipo técnica que se encargue de la batimetría. “No está garantizado que el estudio  realizado por Moquegua refleje la realidad de lo que está ocurriendo”, apuntó.
La autoridad regional expresó su preocupación porque la mencionada institución adscrita al Ministerio de Agricultura “tiene una posición muy tibia” en el caso. 
El valle de Tambo tiene derecho a recibir hasta 8.2 hectómetros cúbicos de la represa Pasto Grande. Es la compensación por el agua que se llevan del río Vizcachas, cuyas aguas deberían regar el valle de Islay, pero son represadas en Pasto Grande. La descarga debe ocurrir en época de estiaje, entre setiembre y diciembre.
En julio de este año la  Autoridad Administrativa del Agua (AAA) Caplina-Ocoña, comunicó que corresponderá 3.6 hectómetros cúbicos (Hm3) por la menor reserva de agua en la represa Pasto Grande. La junta de usuarios del valle de Tambo apeló la decisión.
Se desconoce la cantidad de agua para Tambo. Hay desconfianza porque el año pasado Moquegua se negó a soltar agua para Tambo. Está en trámite de apelación el proceso sancionador. Moquegua fue sancionada con 405 mil soles.
 
MENTIRAS
La gobernadora prefirió restarle importancia a las declaraciones de la congresista Alejandra Aramayo, quien la acusó de apoyar la eliminación de la evaluación a los docentes.
“No voy a perder el tiempo en responder a mentiras”, afirmó. La autoridad regional remarcó que no tiene facultades legislativas, solo corrió traslado a un oficio del Consejo Regional. Pidió no dedicarle más tiempo. “No tengo tiempo para dimes y diretes. Yo tengo tiempo para inaugurar una obra por semana”, dijo.
 

Comentarios Web