Internos de penal buscan que jóvenes no caigan en delincuencia

19 de Mayo de 2017
internos del penal
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Con los testimonios que dieron los internos del penal de Socabaya, sobre cómo llegaron a formar parte de la delincuencia, buscan que estudiantes analicen los pro y contras de seguir consejos de  amistades peligrosas que pueden poner en riesgo sus vidas y las de sus familias.

Ocho internos escenificaron la vida de Iván, desde que, por necesidad de contar con algo de dinero, recurrió a amigos de barrio que estaban inmersos en el mundo delincuencial, a pesar de los consejos de su padre y de la enamorada. “Yo nunca hubiera querido que mi madre me vea en esta situación, exponiendo mi vida desde un penal”, dijo Iván,  quien rompió en llanto, consolado por sus amigos, mientras que el auditorio del Teatro Municipal quedó en un silencio profundo.
Dos mil estudiantes se están beneficiando con el programa “Creando Rutas de Esperanza y Oportunidad” (CREO), quienes con la dramatización de la vida de este joven y otros testimonios, de quienes actualmente purgan condena por robo agravado, esperan que los  estudiantes de cuarto y quinto de secundaria, piensen dos veces antes de dejarse llevar por la tentación de obtener dinero fácil o por  vicios como las drogas y el alcohol.
 
 
Fernando Negrón Muñoz, secretario general del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), señala que los penales están llenos de personas que en algún momento tomaron el camino equivocado, sin siquiera tener la necesidad de delinquir, los que están entre los 18 y 35 años, edad en que debieran formar parte de la Población Económicamente Activa, siendo útiles para ellos, sus familias y la comunidad.
Existen en el país 60 penales, los que albergan a unos 84 mil presos, teniendo un hacinamiento de un 130%, por lo que es difícil llevar a cabo un programa de resocialización, más aún cuando en el país no existe la obligación para que los internos trabajen o estudien, sino de hacerlo de manera voluntaria, y en esta situación se encuentran por lo menos el 50% de presos, los que trabajan o estudian.
El funcionario indicó que se está trabajando en un proyecto para construir nuevos  penales y en Arequipa ampliar la capacidad de ambos centros de reclusión, cuyo expediente es elaborado por la oficina de  Infraestructura, el cual debe estar listo en el mes de octubre, para saber la cantidad de presupuesto necesario y comenzar las obras el próximo año, de acuerdo al presupuesto que les fije el Ministerio de Economía y Finanzas.
 
 

Comentarios Web