Las tumbas que se resisten al olvido: El cementerio de Camaná

17 de Febrero de 2017
tumbas de camana
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Muchas tumbas y mausoleos de estilo clásico se han construido con los materiales característicos de la localidad.

Por: Hélard André Fuentes Pastor
Historiador y escritor
 
Hace varias semanas falleció la hija de la notable periodista camaneja, Luzmina Justo de Ochoa, la dama Aurora Montes Justo, madre de un abogado que falleció en una competencia automovilística, Jesús Cervantes Montes.
Sus restos fueron trasladados al Cementerio General de Camaná, donde descansa la memoria de muchas generaciones que dejan testimonio de su existencia en las lápidas cinceladas con sus nombres y en las cruces que se alzan entre las tumbas y los mausoleos.
Se acerca el cortejo fúnebre. La tristeza abraza la resignación. Amigos y vecinos envían sus sentidas condolencias y acompañan a la familia en su dolor. Un ángel custodia desde afuera la entrada principal del cementerio. Desde el año 2011 aquel ser alado es testigo del último adiós a los parientes de muchas familias que acudieron a la despedida.
Mis abuelos, bisabuelos y todas sus progenies descansan en este cementerio. Antes, se acostumbraba a trasladar al difunto cargado en hombros desde la iglesia donde se llevaba a cabo la misa de cuerpo presente. Ahora, existen carros funerarios que alivian aquel trajín que nos llevaba por un largo sendero, polvoriento, repleto de árboles, bajo la sombra del invierno o el sol de verano, hasta el paraje final en las faldas de unos cerros que con el tiempo han ido poblándose vertiginosamente.
No podemos precisar la antigüedad de este cementerio; sin embargo, se encuentra en una zona conocida como “La Horca”, donde se dice que existía un armazón de madera para ahorcar a los castigados. El cementerio de Camaná, abarca una gran extensión delimitada en la parte posterior por las faldas de los cerros, donde solo existen restos óseos que se pierden en sus arenas sueltas y algunos puntales que perdieron el travesaño de la cruz. Las áreas con restos más aislados corresponden a los suicidas, los condenados.
En este cementerio, se enterraron diferentes progenies de las cuales ha perdido registro el mismo osario, pero que aún deja notar la presencia de un sector antiguo, otro moderno y contemporáneo, aunque las tumbas y mausoleos en los dos últimos evidencian discontinuidad en cuanto al marco cronológico que supone cada uno de ellos bajo la lógica de enterrarlos a mayor distancia del poblado cercano.
Muchas tumbas y mausoleos de estilo clásico se han construido con los materiales característicos de la localidad, en algunos casos empleando el abobe, la piedra y la quincha, y en otros, la bloqueta, otorgándoles un aspecto vetusto frente a los nichos y sepulturas recientes que se caracterizan por el ladrillo, cemento y revestimiento con mayólica.
Las placas que predominan en él son mayormente de mármol y otros sepulcros llevan la inscripción cincelada en la misma cripta. Resulta complejo explicar el origen del cementerio, sin embargo, por el empleo de material se puede notar el encuentro de diferentes tiempos.
La fachada principal de cementerio y algunas obras complementarias se inauguraron el 29 de julio de 1960, cuando ejercía la dirección de la Beneficencia Pública de Camaná, el señor Albino E. Cruz M. y eran miembro del comité del cementerio, Erasmo Acosta C. y Alfredo Valdivia Ch.
Asimismo, tuvo como padrino al Ministro de Salud Pública, Rodrigo Franco Guerra, y como madrina, a la esposa del presidente de aquel entonces, Clorinda M. de Prado. Podemos asumir que el impacto del terremoto que azotó a Arequipa en enero de 1958 y 1960, trajo a suelo o afectó las principales estructuras con las que contaba originalmente el cementerio de dicha localidad. Lo que explicaría el interés en su reconstrucción y remodelación.
Tuvieron que pasar muchos años para que se realicen otras obras en beneficio del camposanto. En noviembre de 1997, se realizó otra remodelación y la iluminación del cementerio, siendo presidente del directorio de la Beneficencia, Constantino Carpio Uchuya; y actuando como miembros: el doctor Wilfredo Pino Chávez, los profesores Amparo Ramírez Castillo y Pedro Gutiérrez Calderón, y el señor José Díaz Jáuregui.
Pese a las modificaciones de aquel año, recién el 29 de octubre de 2008, se inaugura el responsorio principal y el proyecto final del cementerio. Ejercía la presidencia del directorio de la Sociedad de Beneficencia, Jamil Vásquez Zúñiga, y tenía como miembros al señor Alexander Oyola Guitton, al doctor Zenón Gonzáles Tanco y al licenciado Walter Fernández Pacheco; y como padrino, al presidente de la Sociedad de Beneficencia de Arequipa, CPC. Carlos Cuentas Aréstegui.
Durante esta gestión las mejoras continuaron, y un 29 de octubre de 2010, se inauguran los servicios higiénicos del cementerio, con los mismos miembros del directorio, excepto Walter Fernández, que es reemplazado en la placa por el licenciado Julián Rosas Quijahuamán. Tuvo como padrino al ex alcalde del distrito de Samuel Pastor-La Pampa, Antonio Meneses Mamani. 
Al año siguiente, el profesor Augusto Mogrovejo Argote, quiso continuar los arreglos que se hicieron en el cementerio; es así que, en octubre de 2011, realiza el mejoramiento de los jardines de la fachada, teniendo como miembros de su directorio a los señores Augusto Aybar Rodríguez y Eulalia Guía Pulcha, el doctor Álvaro Velarde Benavente y el profesor Isauro Herrera Quispe.
Pocos años después, el 21 de junio de 2013, se inauguran las oficinas del cementerio general, con los tres primeros miembros de la obra anterior. El ex alcalde provincial de Camaná, ingeniero Víctor Chávez de la Cadena, apadrinó ambas obras.
Su capilla principal data del 1 de noviembre de 1998, cuando el Ministerio de Promoción de la Mujer y del Desarrollo Humano (creado en 1996) con la Beneficencia de Camaná, deciden su construcción teniendo como presidente del directorio al doctor Constantino Carpio U. y como sus miembros al doctor Wilfredo Pino Ch. y los señores José Díaz J. y Amparo Ramírez de C. El padrino general de la capilla fue el vicepresidente del INABIF, doctor Eduardo Yong Motta. En aquella época presidía el ministerio la doctora Miriam Schenone O. y era presidente del INABIF, Luis Bringas S.
Ya es momento de partir. Acaban de terminar los responsos y no podemos dejar de mencionar el nombre de algunos personajes que yacen en este cementerio como: el capitán de la P.N.P., Luis Alberto Zeballos Gutiérrez (n. 29/11/1968–m. 18/06/00); Adolfo Medina Vera (n. 20/08/1913–m. 11/03/2002), el empresario Adolfo Medina Argote, el periodista Ismael Bolaños Risco (n. 22/04/1954–m. 01/12/2016), el fotógrafo Jesús Vergara Morris (n. Pisco, 23/06/1901–m. Camaná, 16/09/1965), el futbolista Arturo Neyra Llamosas (m. 18/08/2016), el ex alcalde de Camaná, Enrique Gutiérrez Souza, entre otros. Finalmente, muchos personajes representativos fueron trasladados por sus familias a la ciudad de Arequipa o Lima; y hay quienes fallecieron en otras latitudes siendo enterrados en los cementerios del lugar de residencia.
 
Plantea candidata al colegio regional de Enfermeros

Comentarios Web