Quioscos son una bomba mortal para estudiantes

20 de Abril de 2017
quioscos son una bomba mortal
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Que los padres de familia eviten que sus hijos consuman alimentos en las calles no los libra de contraer una serie de enfermedades gastrointestinales, que pueden ser adquiridas en el propio centro educativo donde se supone debe haber mayor responsabilidad en la preparación de alimentos. 

Sin embargo eso no ocurre así, porque hamburguesas en estado de putrefacción fueron encontradas en los quioscos del colegio Augusto Salazar Bondy, ubicado en el distrito de Miraflores, que estaban listas para meterlas en un pan y venderlas a los estudiantes.
La Gerencia de Salud decidió iniciar inspecciones a algunos quioscos que hay en diversos colegios, con el objetivo de prevenir enfermedades en los estudiantes como consecuencia de alimentos que no estén en buen estado o no cuenten con registro sanitario, pero lo que encontraron en su primera visita confirma que cientos de alumnos están expuestos al peligro.    
Dentro del quiosco de Lourdes Mamani Mamani, donde se halló las hamburguesas en mal estado, también se encontró utensilios insalubres, un balón de gas y una cocina, que utilizaba para la preparación de comida y que estaban dentro del lugar, hecho que está totalmente prohibido por el peligro que significa.
Todo lo que allí se encontró fue decomisado por personal de fiscalización de la Municipalidad de Miraflores, no solo por constituir un grave riesgo a la salud de los estudiantes, sino porque además dicha señora es reincidente, debido a que en anterior oportunidad se encontró una situación similar.   
En los colegios República de Argentina y José Gálvez también se encontró unidades de gelatina envasada prohibida para su comercialización, mayonesa sin refrigerar y abundante comida chatarra. En ningún establecimiento se encontró frutas. 
La fiscal de Prevención del Delito, Wendy Hanampa, que también participó en la inspección, lamentó la venta de estos productos perjudiciales para los estudiantes e indicó que se continuará exhortando a los dueños de quioscos en coordinación con la municipalidad.        
Asimismo, se procederá a iniciar la investigación correspondiente, para una posible denuncia contra la vida, el cuerpo y la salud. También indicó que los directores de los planteles periódicamente deben ver las condiciones en que se preparan y comercializan los alimentos, ya que son los responsables de otorgar la concesión a quienes  venden los productos.        
 
 
Plantea candidata al colegio regional de Enfermeros

Comentarios Web