Unsa: Adultos mayores aprenden informática

20 de Marzo de 2017
Unsa computación adultos mayores
Fuente de la imagen: 
El Pueblo
Por: Roxana Ortiz A.
 
Para los adultos mayores, el mundo de la informática se ha convertido en una muralla para convivir  con  los jóvenes  y hasta con su propia familia, debido a que se trata  de un mundo extraño al cual no pueden acceder sin una  guía adecuada.
Tener una computadora en casa  para una persona mayor, se convierte  en un adorno más al cual hay que solo limpiar, cuando  no están quienes la utilizan
Según la Organización de las Naciones Unidas, se ha calculado que por lo menos el 35% de la población se compone por personas de la llamada tercera edad y para el 2050 habrá más adultos que  niños, por  lo que es necesario tratar de  romper esa  barrera  para  integrar a ese grueso grupo de personas  a la sociedad.
 
 
“En mi casa  estaba la computadora, pero no tenía idea para qué servía, tenía miedo hasta de  limpiarla porque  pensaba que en cualquier momento  iba a explotar”, cuenta  doña Julia Quispe turpo, quien  luego de  conversaciones con las integrantes del Adulto Mayor de Hunter, quienes  hablaban  sobre  las recetas que extraían del Internet, sobre las noticias que veían y comenzó a despertarle el bichito de la curiosidad.
Pidió a uno de sus nietos  que le enseñe a usar la computadora y solo recibió comentarios  burlones: “Para qué abuela, esas cosas no son para ti, corre a ver sus  plantas”.
Don Juan Morales, tiene 73 años  y es jubilado de una institución castrense y siempre sintió curiosidad por ingresar al mundo de la informática pero  no tuvo acceso o no encontró el apoyo necesario, hasta que su amigo, un señor de 83 años  que aún estudia en la universidad le  dijo que estaba desperdiciando su tiempo  teniendo tantas  cosas por aprender.
Carmen Choquehuanca Macedo tiene 55 años y vive en Congata, ella se dedica a la venta de chicha  y el pretexto que tuvo para  no  estudiar  era  que no tenía quién le enseñe. Su hija le dio los primeros tips, pero por su falta de tiempo, no le permitió enseñarle más
Para romper esa barrera, la Mesa de Concertación de Lucha contra la Pobreza, ha decidido poco a poco incorporar a los adultos mayores en éste mundo y ha decidido otorgarles clases  gratuitas de computación e informática.
No  necesitaron  mucho tiempo para convencerse y matricularse, apenas les comunicaron en el municipio, en el club del barrio o en club de Essalud, que iba a iniciarse un curso gratuito   de inmediato se inscribieron  para participar. Y aunque  viven en lugares muy alejados, no faltan un solo día a sus clases que se otorgan en la Universidad Nacional de San Agustín.
Leonardo Corimayhua Cruz es el docente que se encarga de enseñarles computación y asegura que tienen el mismo entusiasmo que  manifiestan los niños con un juguete nuevo. Se les tiene  que tener algo más de paciencia, porque  tienen muchas dificultades por ejemplo, para manejar el mouse (ratón).
Comenta que ha enseñado computación a adultos en grupos masivos  pero es un poco más difícil debido a que  se matriculan adolescentes como  mayores y unos marchan más rápido que otros y a veces  se pierden un poco.
Ver las  emociones que experimentan al  ingresar a páginas de  internet es reconfortante. Sus ojos se iluminan, otros lanzan exclamaciones,  aplauden. Tanta maravilla a su alcance es  para ellos casi imposible de creer.
“Les gusta mucho las páginas religiosas, ingresan a ver la vida de los santos, las recetas de postres y platos, los varones quieren ver las últimas noticias”, comenta el docente.
Explica que  como se trata de poco tiempo el que les van a enseñar, solo se les estará dando alcances básicos, como ingresar a internet, como bajar información y si se amplía el tiempo  de capacitación, podrán acceder a crearse un correo electrónico y hasta tener una cuenta en Facebook, enviar o descargar un archivo, entre otros.
“Al igual que en otros sectores de la población, la computadora es una herramienta que les ofrece a los adultos mayores enormes beneficios como medio de interacción social y cultural, entretenimiento, actividad laboral y formación, entre otros. Basta mencionar que con estas herramientas no importa el espacio físico ni el tiempo, por lo que el adulto mayor se puede relacionar, informarse, comprar, vender, realizar trámites y llevar a cabo otras actividades a pesar de tener algún tipo de incapacidad que le impida el movimiento. Con la computadora, tampoco son problemas la distancia, los horarios, los cambios climáticos ni otros inconvenientes que son resultado de su edad”, señala el docente
El docente explica que estas tecnologías permiten a los ancianos aumentar y mejorar su desarrollo individual y social, así como optimizar su calidad de vida desde los puntos de vista técnico, económico, político y cultural. Mente sana en cuerpo sano, y por lo tanto las actividades intelectuales apoyan y aumentan la autonomía en la edad avanzada, por lo que se consideran un factor protector contra una vejez decadente. Las aplicaciones de Internet, como el correo electrónico y el acceso en línea a recursos de información, les proporcionan ventajas particulares, pues el dominio de estas habilidades aumenta su nivel de autoestima. 
En la actualidad, es en Internet donde hay más información a disposición de los usuarios; basta dar un clic para que aparezcan cientos de archivos, bibliotecas o bases de datos de diversos temas, lo que permite que el adulto mayor se mantenga informado, actualizado y forme parte de una sociedad en constante evolución sin sentirse marginado.
Uno de los mayores beneficios que los usos de la computadora proporciona al adulto mayor es que lo ayuda a superar el miedo a la soledad y al aislamiento de sus familiares. En el ciberespacio aumenta su posibilidad de interactuar y su autonomía personal y social. Por estas razones, en Internet se han creado espacios especiales para este grupo de edad con la finalidad de desarrollar las relaciones interpersonales y el contacto con su entorno. También fomenta las relaciones intergeneracionales, pues el anciano descubre intereses comunes con sus familiares más jóvenes, permitiéndole pasar con ellos muchos ratos agradables.
 
 
Al momento son 130 las personas que vienen recibiendo instrucción por parte de docentes de la UNSA  cuyo rector, Rohel Sánchez Sánchez, es el presidente de la Mesa de Concertación del Adulto Mayor, por lo que ha puesto interés en el tema  y es quien decididamente  ha implementado  este programa de  capacitación.
Los estudiantes generalmente superan los 60 años y han estado recibiendo  clases diarias en tres horarios diferentes y gracias a la metodología de enseñanza de los profesores de INFOUNSA, han logrado aprender cual es el manejo de una computadora, redactando textos y guardando archivos. Otros ya navegan por internet, visitando diferentes páginas de su interés.
 
Plantea candidata al colegio regional de Enfermeros

Comentarios Web