Editorial domingo: El fútbol que nos unió

08 de Octubre de 2017
El Pueblo Arequipa
Fuente de la imagen: 
El Pueblo
En los últimos tiempos, y concretamente en el presente, han ocurrido en el Perú sucesos, uno catastrófico y otro deportivo, que han mostrado que la unidad nacional no es un cuento, sino una realidad tangible, y que los peruanos somos capaces de dejar de lado problemas mayores para atender a aquellos que son exigidos por la naturaleza o por jornadas deportivas.
Cuando vino el fenómeno El Niño costero, la respuesta nacional fue extraordinaria. Soldados y civiles, policías y bomberos y voluntarios solidarios se dieron la mano para acudir en ayuda de los damnificados, y el Gobierno proyecto un gigantesco plan de reconstrucción con cambios que supone que aquellos que perdieron todo o mucho tendrán la posibilidad de rehabilitar vidas y de participar de un crecimiento que todos los peruanos deseamos.
Es evidente que el ansia nacional de volver a participar de un torneo deportivo, como la copa mundial 2018 que se realizará en Rusia, ha significado también un factor de unidad, de fe y de entusiasmo, de nuestra capacidad de realización en la actividad deportiva más popular.
Ahora todos los peruanos queremos tener un equipo representativo en el mundial de Rusia 2018 y ello ha sido posible porque se ha tenido fe en valores consagrados y en juventudes que sorprenden con su entrega y calidad.
Al cabo de 35 años los peruanos volveremos a estar en un torneo mundial de fútbol, reviviendo laureles de ayer y evidenciando también que tenemos el favor de las vírgenes y de los santos para lograrlo, pues a la par que los jugadores influyeron en el partido con Argentina, hubo tiros que no se convirtieron en goles porque chocaron en los travesaños del arco de Gallese, hombre convertido en figura del encuentro que terminó empatado a cero goles.
Tenemos confianza en la clasificación peruana, no solo por los muchachos que lucen la bicolor, sino por el aliento que millones de peruanos les han dado y la confianza no traicionada ni por los equivocados ni por dirigentes que han puesto todo el empeño en que logremos el objetivo deseado.
Una sola fuerza fue salvadora en la emergencia del Niño costero, y es la misma fuerza y corazón que asombró a los argentinos y que ahora nos ponen a las puertas de un mundial donde nos espera un presidente ruso que ya adelantó opinión y felicitación por el partido disputado en la Bombonera.
Cuando los peruanos nos unimos somos invencibles, como lo demostró el comportamiento colectivo ante la catástrofe del Niño costero y ahora en el afán de volver a los mundiales de fútbol.
 

Tu Opinión

¿Quién debería ser titular en la Selección Peruana?

Comentarios Web