Editorial: Dos presidentes en apuros

18 de Mayo de 2017
editorial el pueblo
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Aunque no en el mismo nivel, pues parece ser mas delicada la situación de Ollanta Humala en relación a Alan García, es penoso para los peruanos que cuatro jefes de estado de los últimos 20 años confronten situaciones delicadas y estén amenazados con juicios y con prisiones.

El primero de ellos es Alberto Fujimori, quién se encuentra encarcelado en una base policial de la Dinoes en Lima, desde hace 11 años, y con pocas posibilidades de ser indultado.
Un segundo resulta ser Alejandro Toledo, quién se encuentra en condición de fugitivo de la justicia nacional, y requerido por ella para que se le extradite de los Estados Unidos y pueda ser objeto de juzgamiento por soborno recibidos de empresas constructoras brasileñas.
Existe ahora un tercero, el señor Ollanta Humala que confronta problemas derivados de la recepción de dineros extranjeros para su campaña electoral del 2011, cuyas entregas se concretaron a través de su esposa Nadine Heredia y del ex director de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata.
El cuarto es Alan García Pérez, de quién se tiene indicios de presuntas vinculaciones con las mismas empresas brasileñas, y que ha asumido una actitud diferente de los otros ex magistrados pues se empeña en asegurar su inocencia y su deseo de enfrentar cualquier investigación.
Lo cierto y negativo es que es una situación absolutamente anormal la que se confronta y de la que se espera un esclarecimiento categórico y definitivo por parte del Ministerio Público y luego del Poder Judicial para devolver honor en el caso comprobado de inocencia o para castigar con severidad violaciones de leyes vigentes y de normas de conducta moral.
 
El caso de los ex presidentes preocupa y afecta a todos los peruanos a aquellos que los ungieron con sus votos o a los que creyeron de buena fe en sus bondades de gobernantes.
 

Comentarios Web