Editorial: El caso PPK ya no es político

16 de Mayo de 2017
editorial el pueblo
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

La decisión de la excandidata presidencial y presidenta del partido, Fuerza Popular, de tramitar un recurso de habeas corpus pidiendo la nulidad del proceso penal en el que se condenó a Alberto Fujimori a 25 años de prisión saca el tema de la parte política y lo confía a la resolución del Poder Judicial. 

Serán jueces y magistrados de nivel superior y eventualmente de la Corte Suprema o del Tribunal Constitucional lo que se pronunciarán con respecto al planteamiento, pues el Poder Ejecutivo no será afectado por el trámite en forma alguna.
Esto significa que termina la formalidad de las solicitudes de indulto que sí se limitan al sector político y concretamente a una solicitud que el propio interno o sus familiares inmediatos, en este casos sus hijos, tramitan ante el jefe del Estado para que haciendo uso de lo que le faculta la ley pueda dejar en libertad a Fujimori.
Un debate inicial entre los entendidos de la materia indican que parecen ser mayores las posibilidades de una respuesta negativa a la petición de la presidenta de Fuerza Popular, quien han precisado que su solicitud tiene carácter personal y no compromete necesariamente ni obliga por su puesto a respaldarla a sus 72 congresistas en el Parlamento.
Esto lejos de empeorar el clima político puede ser balsámico, pues todos quedarán a la expectativa de los alcances del recurso que presente la señora Fujimori y de los estudios y decisiones que adopten los magistrados a quienes corresponda ver el tema. En cierta forma se alcanza el objetivo solicitado por el presidente PPK de disminuir tensiones políticas para permitir centrar los esfuerzos del país en la reconstrucción del norte y en la prevención del friaje en el sur.
 
El plantear un habeas corpus sobre la sentencia de Fujimori deriva de la política a la administración de justicia un problema que afectó las relaciones entre gobierno y oposición.
 

Comentarios Web