Editorial: El compromiso por Arequipa

11 de Noviembre de 2017
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Han sido frecuentes, ante los desencuentros observados entre la gobernadora regional y el alcalde provincial, las invocaciones de instituciones y personas para que se encuentren entendimientos necesarios entre ambas autoridades y sus correspondientes organismos para defender en forma conjunta los intereses colectivos en los que el fenómeno común es la ausencia de recursos suficientes para realizar obra pública y generar empleo.

La Cámara de Comercio e Industrias ha sostenido, en los últimos tiempos, esa necesidad, y auspiciado la realización de CARA (Congreso Anual Sobre la Región Arequipa), para que en tal evento las dos personalidades políticas más representativas expusieran y también tuvieran ocasión de conversar sobre lo que los separa a vista de la ciudadanía en general.
En esta oportunidad, tanto Yamila Osorio como Alfredo Zegarra, negaron lo que resultaba evidente, y se esforzaron por señalar que tenían el propósito común de buscar soluciones conjuntas a los problemas que se confrontan y los centraron en tres aspectos: el transporte urbano, seguridad ciudad y la construcción de un nuevo hospital Goyeneche.
Al decidirse sobre los asuntos, llamó la atención que ambas autoridades insinuaran que cualquier tratamiento sobre los tres temas dependerá casi exclusivamente de una asignación presupuestal específica de parte del gobierno central.
Es de advertir que la capacidad de acción de los gobiernos municipales y también de los regionales no puede tener una relación única con una dependencia central, y ya sabemos que los proyectos que actualmente realiza, por ejemplo el Gobierno Regional y la Municipalidad, son posibles, por lo que el gobierno da, a riesgo de que muchos ciudadanos desconocedores de la realidad afirmen que no invierte en Arequipa, pues las asignaciones presupuestales en la Variante de Uchumayo, carretera Arequipa - La Joya, aparecen como acciones de organismos locales y no del gobierno central.
 
Entonces el compromiso mayor entre la gobernadora y el alcalde debe centrarse en su capacidad de gestión y en el respaldo institucional que sus proyectos merezcan de la ciudadanía y de sus instituciones representativas.
 

Comentarios Web