Editorial: El destino de Majes

05 de Junio de 2017
editorial el pueblo
Fuente de la imagen: 
El Pueblo
Arequipa ha tenido muchas esperanzas en que la irrigación de Majes no solo sea sustento de población propia, sino también mercado de exportación para países que aprecian los productos de la tierra nuestra, y que ahora estarían liberados de las aguas contaminadas que en otro tiempo detuvieron el ingreso nuestro a mercados consumidores de los Estados Unidos y de otras naciones que cuidaban la protección de sus habitantes mediante eficaces y permanentes controles sanitarios.
Era y es también una respuesta a las necesidades de empleo que las 38 mil hectáreas por irrigarse, generarán para unas 100 mil personas en forma directa y para otros miles más en servicios necesarios de mantenimiento y colaboración para una producción tecnificada que espera oportunidad para desarrollarse en lo que fueron tierras desérticas.
Hay, sin duda, un problema social importante por resolver. De acuerdo al modelo establecido y hasta ahora vigente, las parcelas de Majes II serán de 200 hectáreas, cifra que está por encima de las posibilidades económicas del pequeño, del mediano y hasta del grande agricultor de nuestras tierras, y corremos el riego de que la irrigación proyectada como bien colectivo termine beneficiando a unas pocas empresas agroexportadoras que seguirían el modelo de Olmos, donde hay grandes extensiones en manos de pocos y casi ningún beneficio para los agricultores promedio.
El Gobierno Regional de Arequipa espera poder recibir de ProInversión una respuesta favorable a su pedido de reestudiar o la dimensión de las parcelas, la alternativa de asociaciones de agricultores medianos en forma de cooperativas o alguna otra forma que permita que el mediano agricultor local aproveche las ventajas de un Majes del siglo XXI con todos los beneficios que ellos suponen y para que las familias de los que sembraron por años las tierras sigan haciéndolo con la experiencia y cariño ganados y también honrando un liderazgo que todos reconocen en la producción de ajos, cebolla y productos típicos.
 
Conviene, a todas luces que ProInversión reestudie la dimensión de las parcelas de Majes II para que la irrigación citada no termine siendo solo un buen negocio para unos pocos.
 
Plantea candidata al colegio regional de Enfermeros

Comentarios Web