Editorial: El préstamo de Sedapar

17 de Octubre de 2017
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

El Banco Mundial, representado por uno de sus funcionarios especialistas en agua potable y saneamiento, exige una definición con respecto al funcionamiento de las empresas prestadoras de servicio para considerar una solicitud de crédito por 500 millones de soles para mejorar los servicios de saneamiento en la región.

Hay que tener una definición política meridianamente clara con respecto a cómo trabajarán en el futuro las que proporcionan agua y desagüe a los pueblos a los que representan los municipios provinciales que serán los accionistas únicos de las empresas.
También cómo es que los privados podrán participar del manejo de los grupos encargados de dar agua y desagüe a las localidades a las que sirven.
Estas precisiones serán indispensables, así como saber la real situación económica y financiera de ellas, para factibilizar los créditos solicitados y saber si podrán honrarlos en los años siguientes.
Existe una experiencia primera en lo que fue la Corporación de Saneamiento de Arequipa, en la sexta década del siglo pasado por parte del Banco Interamericano de Desarrollo, que no solo posibilitó el mejoramiento del servicio, sino que fue un modelo de cumplimiento en el pago.
Al precisarse el futuro de las empresas el banco tomará la mejor alternativa de solución y es posible que para el 2021 tengan agua potable y desagüe todos los pueblos de la región Arequipa y muy especialmente los 300 mil habitantes que aún no tienen servicio en el Cono Norte de la ciudad capital.
Así parece ser que el destino de la solicitud de préstamo no solo dependerá de Sedapar, sino de una definición de política institucional que adopte el gobierno actual en procura de conseguir que en el bicentenario todos los peruanos tengamos agua y desagüe.
 
La solicitud de crédito de Sedapar al Banco Mundial por 500 millones dependerá en mucho de la definición de política nacional con respecto a las empresas de saneamiento.
 

Comentarios Web