Editorial: El proyecto de indultos sin nombre propio

07 de Octubre de 2017
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Si bien hay pareceres distintos sobre un supuesto beneficio humanitario alrededor del preso Alberto Fujimori, hay coincidencia total en la necesita de considerar como tema de importancia y de derechos humanos la situación de quienes siendo condenados por la justicia a prisión enferman en ella, de manera tal que está en riesgo su vida.

En este momento se sabe que en Palacio de Gobierno, el Presidente de la República acude a consultar a médicos sobre la situación de riesgo que para su vida tiene el paciente Alberto Fujimori, en la prisión de la Diroes, admitiéndose como cierto que con frecuencia es autorizado el citado condenado para ser llevado a clínicas donde recibe atención especializada.
Se sabe que el Presidente no pretendería dar una norma de indulto en favor de Fujimori que suponga un perdón no solicitado y una admisión de culpa previa a tal determinación, pero sí se enviaría al Congreso un proyecto de ley por el cual en todos los casos, a ciudadanos detenidos que estuviesen enfermos gravemente, que tuviesen por lo menos la mitad de su condena cumplida y cuya vida estuviera en riesgo, terminen de cumplir sus sentencias en sus domicilios y rodeados de sus familiares.
Este sería justamente no indulto, sino una medida humanitaria, para permitir que los últimos días de las personas así beneficiadas sean mejores que las que tienen en las cárceles en donde no hay atención especializada ni partidas suficientes para su cuidado.
Lo que sí resulta cierto, es que con esta fórmula y como parte de un acuerdo político, el señor Fujimori puede tener la esperanza de recuperar libertad y de tener cuidados familiares antes que morir en una prisión.
 
El presidente esboza una ley humanitaria para que todo aquel reo que haya cumplido la mitad de su condena y que esté gravemente pueda terminar su vida rodeado y cuidado por su familia.
 
Plantea candidata al colegio regional de Enfermeros

Comentarios Web