Editorial El Pueblo: La crisis política

11 de Diciembre de 2016
Diario El Pueblo
Fuente de la imagen: 
El Pueblo
Pocas dudas hay de que la crisis política que se advierte en el país no tiene fundamento suficiente para llegar a las dimensiones en las que está y que ponen en tela de juicio el buen hacer de los políticos de oposición que controlan el Congreso y de aquellos que inician la gestión de Pedro Pablo Kuczynski en el Ejecutivo.
Teóricamente, Fuerza Popular, por sí sola, y más aún si cuenta con el respaldo de la bancada aprista, podrá censurar al Ministro de Educación, obligando a su renuncia y motivando su sustitución.
De esto último no hay dudas, pues los números son argumento definitorio. Si así se resolvieran las cosas pública, es decir por el número de votos que se tenga en el Parlamento y no por las buenas y sanas intenciones, estaríamos ante algo riesgoso para la estabilidad institucional y por debajo del interés común de superar dificultades económicas existentes, conseguir más inversiones y generar más empleo.
En el fondo, el problema mayor no se resolverá ni con la censura, ni con la renuncia del señor Saavedra.
La educación es un sector muy importante por tratar de mejorarla, pero la mayor necesidad hoy día, es invertir más y mejor para conseguir puestos de trabajo para las decenas de miles que no lo tienen. 
Ese es el interés supremo y que se sepa no han habido voces de acercamiento entre el gobierno y la oposición congresal para llegar a reconocer cuales son las primeras necesidades nacionales y superarlas con el aporte de todos y sin el riesgo que supone la aventura actual.
Todavía hay tiempo para buscar un entendimiento o esperar el surgimiento de un mediador que pueda aparecer para acercar a los que están distanciados sin que se tenga que pagar precio por la paz que necesitamos y por el progreso que requerimos.
En el curso de las próximas 48 horas puede surgir una solución a la crisis política actual, que signifique que los peruanos somos lo suficientemente capaces para identificar lo mejor dentro de lo bueno y lo primero sobre lo que es secundario.

Comentarios Web