Editorial: Estamos más cerca a la verdad

01 de Diciembre de 2017
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Desde estas páginas habíamos reclamado que el exfuncionario de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, fuese considerado colaborador eficaz de la justicia peruana para tener oportunidad de conocer, quiénes y con qué montos fueron los peruanos que se prestaron a recibir los sobornos de la gran empresa brasileña.

Las iniciales declaraciones que en Brasil hizo Marcelo Odebrecht sobre tales contactos debían ser ratificadas en detalle, en el caso peruano, por Barata, pero este negó colaboración inicial al ver que los jueces del país nuestro lo comenzaron a estimar como corresponsable de todo lo malo que se había hecho.
No solo Barata asumió esta posición, sino que la empresa brasilera demandó que se respetaran los bienes de su propiedad en Perú, para tener oportunidad de resarcir a nuestro país por los daños ocasionados por tales sobornos.
En gran medida, las cosas se han atendido por el camino más recto, pues a los peruanos nos interesa no solo saber quiénes compraron a equivocados gobernantes y funcionarios, sino cuáles fueron aquellos que viviendo en el Perú negociaron indebidamente con quienes querían hacer obras pagando coimas.
El fallo del juez de Odebrecht, Richard Concepción Carhuancho, así lo ha hecho en el caso específico de Alejandro Toledo y la Interoceánica del Sur.
Ahora sí no habrá inconveniente alguno para conocer los nombres de quienes se enriquecieron vendiendo obra pública peruana, y a los que se juzgará no solo en el ámbito penal, sino en el moral, para alejarlos definitivamente de cargo público alguno.
 
El Ministerio Público y el Poder Judicial están ahora en mejores condiciones que antes para conocer al detalle las verdades en los casos de soborno de Odebrecht. 
 
 
Plantea candidata al colegio regional de Enfermeros

Comentarios Web