Editorial: La crispación política

12 de Junio de 2017
editorial el pueblo
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Nadie puede negar que en el país subsisten crispaciones políticas que están poniendo en riesgo la estabilidad democrática, y acentuando las diferencias entre el grupo encargado del Poder Ejecutivo y un Parlamento fiscalizador severo que por quítame estas pajas quiere tener pendientes de un hilo la estabilidad de los ministros de Estado mediante interpelaciones y censuras.

Para mala suerte de todos en el juego están participando no solo la mayoría parlamentaria y el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, sino otros organismos que incluyen decisiones sorprendentes del Poder Judicial, del Ministerio Público e incluso del sector privado, que asume posiciones y toma banderas para uno y otro lado.
Los sindicatos organizados, y poderosos con el de los trabajadores mineros también se sienten convidados a esta fiesta lesionante de la unidad nacional, del entendimiento y de mejores propósitos, por su amenaza de un paro nacional derivado de intransigencias ocurridas entre la Sociedad Minera Cerro Verde y sus trabajadores en Arequipa.
A nadie conviene lo que está pasando. El ministro de Economía y Finanzas,  Alfredo Thorne, se presentará ante el Congreso, para responder a un conflicto contra el Contralor General de la República, Edgar Alarcón e inmediatamente después el titular del Interior, Carlos Basombrío será interpelado, y probablemente sometido a censura mientras que hay otros funcionarios del mismo nivel que han sido ya citados a comisiones investigadoras.
Entretanto esto ocurre, mientras la desaceleración económica persiste y la inversión privada, resentida por lo que pasa, se abstiene de colocar recursos y fomentar empleo.
Si pudiéramos tener un elemento representativo, capaz de acercar a las partes en conflicto, sería bueno para todos, pero no lo hay a  la vista, hasta la iglesia ha adoptado una actitud prudente y alejada, estimando como excesivas las intervenciones del arzobispo de Lima y primado del Perú, Juan Luis Cipriani. Así que esa carta está virtualmente eliminada.
 
La crispación política ha llegado a un nivel peligroso para la estabilidad democrática del país y urge encontrar a un misionero de bondades que logre que PPK y Keiko Fujimori se reúnan y conversen.
 
Plantea candidata al colegio regional de Enfermeros

Comentarios Web