Editorial: La polémica actitud del Presidente

14 de Agosto de 2017
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Mientras una empresa encuestadora revelaba que Pedro Pablo Kuczynski solo tenía 34 por ciento de aprobación ciudadana en los primeros días del mes de agosto, el jefe de Estado adoptó una actitud singular, al plantear a los maestros en huelga reunirse con él para zanjar los problemas que originó la huelga magisterial.

 
En tal ocasión, PPK se puso en la línea de los que querían soluciones y llevó a su lado, al ministro de Economía y Finanzas y a la titular de la cartera de Educación, para resolver problemas económicos destinados al sector, aumentando el porcentaje en el presupuesto del 2018 y adelantando a diciembre el incremento de sueldo de profesores nombrados y contratados.
Lo que no estaba previsto era que en respuesta a una invitación absolutamente nueva en el mundo de las relaciones entre el presidente y sectores públicos en paro, el primer mandatario se encontrara con una organización sindical dividida entre Patria Roja y otra bandera, a la que se atribuye vinculación con el Movadef.
El desencuentro al interior del Sutep no trajo nada bueno para la solución deseada y lo que debió ser un diálogo corto y tajante se convirtió en algo que prolongó la suspensión de labores hasta realizar consultas que cada vez fueron más difíciles de entender y peor todavía de llegar a acuerdos.
Para muchos, el gesto de PPK fue demasiado arriesgado y no le trajo consecuencia ningún beneficio, a quien muestra ingenuidad en el establecimiento de diálogos que no son por cierto de los mejores, y que podrían malograr aún más su alicaída figura.
Necesitamos un presidente respetado y considerado. Un hombre de buena voluntad que no puede jugarse el título presidencial en una mesa de diálogo donde, en realidad no negocia, sino que tiene la última palabra.
 
El último gesto del presidente en la huelga magisterial no puede considerarse ni oportuno y exitoso. Evidencia sí que PPK puede ser un excelente técnico, pero no tener las características de un buen político.
 

Comentarios Web