Editorial: Las tierras de Majes

08 de Noviembre de 2017
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Definitivamente no habrá cambio alguno en la decisión de vender la parcelas de Majes, en tamaños no menores a 200 hectáreas, pero sí se permitirá que las adquisiciones puedan realizarlas empresas, personas naturales en forma individual o grupos asociados de agricultores medianos.

Termina así una discusión que se inició años atrás, cuando se obtuvo apoyo financiero para el proyecto de parte el estado, del Gobierno Regional y de organismos internacionales que se animaron, ante las bondades del proyecto, a convertirlo en realidad.
Los agricultores locales expresaron entonces su desacuerdo, estimando que el modelo a seguirse debería ser cercano  a lo que ocurrió en la primera etapa en la que los lotes fueron de 5 hectáreas, en una reproducción moderna del minifundio que caracterizó al agro local.
Las administraciones regionales que lideraron, en su momento, Juan Manuel Guillén y Yamila Osorio, procuraron introducir variables en la venta de los lotes para posibilitar la presencia de agricultores tradicionales que querían comprar tierras, pero que no podían financiar adquisiciones tan grandes como las que se han señalado y que son similares a las habidas en Olmos y otras irrigaciones modernas del norte del país.
Se trata de conseguir recursos económicos no solo para pagarlas para conseguir inversión en tecnología que favorezca la agroindustria exportadora y no padecer lo que ahora ocurre con la primera etapa de Majes.
La idea de convertir en asociaciones de agricultores las empresas que se puedan formar para comprar lotes en Majes II no es descabellada pero tropieza con un principio hasta ahora vigente en nuestro agro de individualismo y de amor a la propiedad tradicional que no supone otra forma que no se la de acciones proporcionales al dinero que se invierte.
 
No hay ninguna posibilidad de cambio en el tamaño de las parcelas que se venderán en Majes II. Serán lotes de 200 hectáreas y los agricultores medianos sí podrán comprar mediante asociaciones empresariales.
 

Comentarios Web