Editorial: Los afanes de Kenji Fujimori

13 de Octubre de 2017
El Pueblo
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Por segunda vez el ciudadano y congresista Kenji Fujimori, no acudió a citación hecha por una comisión investigadora de su partido, Fuerza Popular, para responder a supuestas infracciones del reglamento interno de su bancada, provocando malestar entre sus correligionarios políticos y motivando inquietud ciudadana entre quienes creen que los que tienen presencia en una institución deben cumplir sus reglamentos a la par que sus estatutos.

Kenji Fujimori alegó acompañando un certificado médico que estaba enfermo en la fecha que le fue señalada para entrevistarse con tres de sus compañeros de bancada y con ello agudizó tensión interna que perjudica al grupo parlamentario más numeroso y representativo, para bien o para mal del Congreso de la República.
De seguro a los adversarios del fujimorismo les conviene la situación creada, pues estiman conveniente a sus intereses que se produzcan diferencias de opinión y acción en asuntos que son del país entre hijos del expresidente Alberto Fujimori que pudieran terminar por divisiones internas y por pérdidas de poder para el gran objetivo que se supone tiene los fujimoristas, de alcanzar la libertad o el arresto domiciliario en lugar de la prisión del señor Fujimori.
El ciudadano común y corriente no vinculado a los Fujimori, espera que este tipo de problemas se solucione dentro de lo lógico y de lo ordenado, y que termine una actitud de persistente desconocimiento de la calidad que tiene Keiko Fujimori de ser líder de su partido.
Si a Kenji no le gusta lo que hace su hermana, mejor es que opte por salir de las filas de su grupo y terminar con sus aventuras.
 
La consolidación institucional se debe conseguir en todas las organizaciones, incluidas las políticas para concretar un ordenamiento que permita que el país crezca y se desarrolle ajustándose a parámetros de sentido común.
 
 

Comentarios Web