Editorial: Los gestos demagógicos

09 de Octubre de 2017
El Pueblo
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Mientras más cerca está el proceso electoral del 2018 son más visibles los afanes de algunos gobernadores o alcaldes que se empeñan en hablar y en hacer lo que puede considerarse afanes demagógicos destinados a ganar votos a cualquier precio y costo.

En el caso de Arequipa, que nos interesa sobremanera, advertimos tales gestos en el quehacer de las municipalidades provinciales o distritales que no teniendo posibilidad por prohibición legal, de postular a la reelección, están buscando cambio de colocaciones para mantenerse en el candelero con miras a una participación política en el proceso del 2021.
Esta es la hora también en que sobre todo los colegios profesionales, las universidades y aquellos que tengan respeto por la vida institucional y están decididos a dar aporte a la causa de la patria chica se expresen en alta voz con respecto a cuestiones que se debaten alrededor de la intangibilidad de la campiña, de reordenamiento del tránsito de pasajeros y de la lucha contra la delincuencia y los ambulantes, y contrabandistas.
El mejor recuerdo que puede dejar un alcalde o un gobernador al pueblo que está dirigiendo es demostrar que fue honesto en el quehacer y que a la hora de decidir tuvo en cuenta las voces que pudieran provenir de autorizadas personalidades o instituciones que aportaron con su tecnología, su sabiduría, y su historia a hacer posible la bella Arequipa que hoy tenemos.
Así como nos ponemos de pie después de una tragedia o catástrofe, para impulsar mejor andar, así también queremos que no haya prisa en la comisión de errores y que se pida a los que más saben su aporte para hacer bien lo que Arequipa necesita.
 
La cercanía de los procesos electorales puede confundir a las autoridades para hacer lo que pueda significar potenciales votos y no, necesariamente, el beneficio de la ciudad en cada decir y en cada acción.
 
Plantea candidata al colegio regional de Enfermeros

Comentarios Web