Editorial: No reabran el lío de Tambo

15 de Mayo de 2017
editorial el pueblo
Fuente de la imagen: 
El Pueblo

Toda acción que se pueda considerar provocativa en la relación que debiera ser cómoda entre Southern Perú, empeñada en explotar Tía María, y la terca oposición de mayoría ciudadana de los distritos de Islay solo puede generar que la deseada inversión de mil 400 millones de dólares allí proyectada siga durmiendo el sueño de los justos.

Definitivamente cada acción de Southern será considerada una provocación por las comunidades y solo así se explica que se nieguen a aceptar el que médicos serumistas, del Ministerio de Salud, trabajen gratuitamente en las postas médicas para atender a los lugareños.
Han amenazado con paro si esto ocurre, pues estiman que es otra maniobra que pretende desestabilizar su resistencia para que se inicien los trabajos en la concesión.
Falta, sin lugar a dudas, una búsqueda urgente de conciliación mínima que suponga el fin de actitudes que se estimen provocativas, la disminución del personal policial allí acantonado y amedrentador y un gestor que de confianza y que busque fórmulas de entendimiento entre puntos de vista diferentes.
Reabrir unilateralmente los afanes de unos y de otros, solo significará un retroceso y una mayor terquedad de quienes quieren o de quienes se oponen a la explotación de Tía María y temen que la consecuencia sea menos agua para el consumo humano y de riego y menor posibilidad de que se haga inversión en el valle no solo en Tía María, sino en la agricultura, sector tradicional y empleador mayoritario de los que allí viven.
 
En Tía María hay necesidad de crear una comisión de diálogo y de acercamiento para encontrar solución a un problema de años que parece nunca acabar.
 

Comentarios Web