MOQUEGUA: UN FUTURO PROMISORIO

10 de Diciembre de 2014
Por Dr. Miguel Flórez Barreda L.
Moquegua es las altas sierras de frio y nieve, los valles interandinos, suslagunas y ríos, y esla costa de arenas grisesy blancas, de ponientes naranjas y sol que se hunde a lo lejos en el mar, es bella,agradable y en el punto medio entre la bucólico y el desarrollo. Moquegua avanza y su gente no piensa en el motivo de protestar si no en la lucha por alcanzar con su trabajo, mejores condiciones de vida. Laconocí cuando viajaba para tratar asuntos legales de Sidsur y más en los últimos años en que se me dió la oportunidad de poner un grano de arena en su desarrollo. Casi la considero mi segunda patria chica. Moquegua cumplió este 25 de Noviembre, 473 años de fundación española, y es obligado el reflexivo balance de lo hecho y por hacer para su engrandecimiento por obra de su pueblo y sus autoridades presentes y pasadas.
En Moquegua no se ha perdido el entrañable amor por el terruño, el sabor a un sano regionalísmo y la solemnidad en ceremonias políticas, religiosas y cívicas: justo el pasado 8 de Octubre, en Ilo fue conmovedor el cariño por el homenaje al Héroe Miguel Grau, el discurso patriótico, las marchas, desfile y el lanzamiento de coronas de flores en el mar del Puerto. Todos éramos un solo espíritu celebrando además, que ahora Ilotenía 200 millas de área recuperada cuando antes contaba con solo 60 millas marítimas. Quizá ese regionalísmo y ese conservar la salud política, haya permitido tantos logros por los que hoy supere a muchas ciudades, y se  ubique en varios índices solo debajo de Lima. Sino veamos.
Sale un buen Presidente Regional como Martin Vizcarra e ingresa reelegido un ex Presidente como Jaime Rodríguez, “Jamocho”. El primero trabajó con acierto proyectos importantes para el desarrollo de la región, sobre la base dejada por gestiones anteriores. No hay que mezquinar el trabajo de nadie si queremos hacer política constructiva sin caer en el encarnecimiento estéril tan común en otros lugares.
Conforta saber que el trabajo  de largos años ha dado positivos resultados y hoy Moquegua es después de Lima la región más Competitiva del país, quedando Arequipa tercera según afirma el Instituto Peruano de Economía, ello por su mejora en índices generales, especialmente en los de infraestructura, organismos institucionales y el aspecto laboral. También es destacable el primer lugar a nivel nacional en el plano educativo por la excelencia en Comprensión Lectora con el doble del promedio nacional; y en Lógico Matemática los alumnos llegaron al triple del promedio nacional. No en vano el Colegio Enrique Meiggs en Ilo en considerado dentro de los mejores centros educativos del país. Este Colegio es dirigido por un ex docente arequipeño. Quizá  los halagadores resultados lo sean por haberse destinado el 30% del presupuesto regional para educación y se haya puesto dedicación y esfuerzo por el sector docente.
El futuro, que queda en manos de la gestión de Jaime Rodríguez, es promisorio. La obra iniciada hace años para hacer realidad la carretera Moquegua – Omate – Arequipa debiera culminarse; a la salud hay que apoyarle con dos nuevos Hospitales; los proyectos  de apoyo a las cadenas productivas deben renovarse; el puerto de Ilo ojala sirva para la carga boliviana; y concretar el proyecto para la irrigación de las Lomas de Ilo que incorporaría enormes extensiones de tierras destinadas a la agricultura. I claro, no perder el liderazgo en lo educativo, apoyando al Colegio Fé y Alegría  de Ilo, y al Instituto Tecnológico de Omate. El agricultor Moqueguano, ve con fé y optimismo la reciente inauguración por el Presidente Ollanta Humala, de la represa de Chirimayuni, que ampliara la zona agrícola de Lloque y Chojata en 400 hectáreas; y en fin todos esperamos que Quellaveco y Chupaca, proyectos mineros importantes se concreten, porque ello permitirá que el canon minero de Moquegua se duplique. Entre ambas la inversión alcanza a los 6 mil millones de dólares.
Será grato ver avanzar  a Moquegua. Pasadas las elecciones, el mejor regalo para ella en su día, es trabajar unidos, deponer beligerancias y peros y pasar a la realización de obras y proyectos y en algún momento de orgullo por ello,unirnos en la alegría de compartir una parrillada en Ichuña en las altas tierras, o brindar con un pisco o macerado en el valle, o tal vez un ceviche o parihuela en el puerto. ¿I por qué no un café Tunky cargado en el “Sabores”, a las orillas del mar Ileño en plena alameda costera?
 
 
 
Plantea candidata al colegio regional de Enfermeros

Comentarios Web