Hoy se debe conocer verdadera razón de agua mal oliente

17 de Septiembre de 2014
En los últimos días Sedapar argumenta que el problema se debe a la calidad del agua de las represas y Autodema descartaba esa versión. Hoy ambos presentarán reportes.
Los resultados de las pruebas sobre posibles bacterias, realizadas al agua potable, arrojaron negativo para microorganismos, es decir, el agua está apta para el consumo, sin embargo ahora se busca conocer dónde se origina el mal olor, hoy se sentarán a exponer representantes de instituciones involucradas a fin de hallar responsables.
Sedapar, de forma preliminar y como está establecido por ley, informó a la Gerencia de Salud sobre el estado del agua que recibe la población, donde repite el argumento de la mala calidad del agua recibida desde la presa El Pañe, pero además refiere que el recurso hídrico tiene hierro, manganeso y hasta aluminio, lo cual también debe ser explicado.
El congresista por Arequipa y también médico de profesión, Gustavo Rondón Fudinaga, aseveró que buscarán hallar la razón de la persistencia de los malos olores, pues la población no puede seguir consumiendo agua de este tipo, que podría traer complicaciones posteriores por los metales.
Conoce del uso del carbón activado por parte de la empresa de saneamiento, sin embargo a la vez aseveró que la presencia de algas verde azules, podrían atentar contra la salud de la población a largo plazo.
La reunión se realizará a partir de las 10:00 horas en el local del Consejo Regional, donde asistirán representantes de Sedapar, así como de Autodema, institución que administra el sistema de represas. De igual manera personal de la Gerencia Regional de Salud, así como de algunos laboratorios locales.
PROBLEMA EN RESERVORIOS
Por su parte, el congresista Juan Carlos Eguren, después del informe recibido por parte del Consejo Regional de Decanos, aseveró que aparentemente, el problema no radica en el sistema de represas, tampoco en el proceso de potabilización aplica en la planta de tratamiento La Tomilla, sino más bien en los reservorios, en los cuales en las últimas semanas se vienen realizando labores de limpieza. Podría ser la razón.
Especialistas recomendaron a la población recibir el recurso hídrico en un recipiente limpio y ventilarlo o moverlo por algunos minutos para oxigenarla y así poder disipar el mal olor.
 

Comentarios Web