Seguridad

A través del WhatsApp coordinan ataques contra inspectores

11 de noviembre de 2019
Inspectores no son respetados por transportistas informales.

Funcionario del municipio dijo que cuando hay operativos aparecen decenas para frustrar las intervenciones.

Los taxistas formales e informales, especialmente estos últimos, conformaron grupos de WhatsApp, mediante el cual se comunican, pero sobre todo coordinan acciones a tomar para evitar sean intervenidos por los inspectores de Transportes o de la Policía Nacional cuando están haciendo operativos.

“Es por eso cuando se programa un operativo o una intervención contra las unidades informales, de inmediato aparecen decenas de taxistas para frustrar dichos operativos, en donde se ha generado enfrentamientos contra los inspectores”, explicó Juan Carlos Callacondo, subgerente de Transportes de la Municipalidad Provincial de Arequipa.

Agregó que, incluso, estos grupos están integrados por un promedio de 70 efectivos policiales, quienes también se dedican a hacer servicio de taxi en sus horas libres, sin contar con ningún permiso. Dijo que se está ampliando la recolección de mayor información al respecto, para presentar una denuncia formal al Ministerio Público, porque en las comunicaciones se sostiene el ataque a los trabajadores municipales.

Según han podido averiguar se les pide un promedio de 40 soles para poder ser parte del grupo y un aporte de cinco soles mensuales y esto les permite estar informados de los lugares donde se realizan los operativos, y así evitan aparecerse por la zona intervenida.

Pero también se ha detectado que por lo menos dos inspectores habrían estado colaborando con los taxistas, filtrando información sobre el trabajo a realizar, hecho que aún está en investigación, para proceder a las sanciones correspondientes.

Callacondo indicó que pese a ello los operativos van a continuar, especialmente en sectores donde ya hay ganadores de la licitación para el Sistema Integrado de Transportes (SIT), de tal manera que se haga respetar las ordenanzas.

Así mismo indicó, las intervenciones van dirigidas contra aquellas unidades, la mayor parte informales que siguen prestando servicio de transporte público a pesar que tienen más de 20 años de antigüedad, hecho que está prohibido por norma. Calculó que se trata de un 30% del promedio de las unidades informales.

También están actuando impunemente y en perjuicio de la población las unidades denominadas como “loncheritas”, que se ubican por la avenida Andrés Avelino Cáceres, la calle Santa Catalina en el centro de la ciudad y la calle San Juan de Dios, donde generan gran desorden, congestión vehicular, pero nada se hace por evitar su presencia.

El funcionario indicó que se han hecho intervenciones, pero estos se alertan rápidamente y desaparecen del lugar, o simplemente les quitan los letreros y se hacen pasar como vehículos particulares.

Compartir

Leer comentarios