Cultura

Abraham Valdelomar: A cien años de su muerte

3 de noviembre de 2019
Fuente: Andina
Muchos peruanos en nuestra etapa escolar hemos leído algunos de los cuentos del Conde de Lemos.

‘El Perú es Lima, Lima es el Jirón de la Unión, el Jirón de la Unión es el Palais Concert y el Palais Concert soy yo‘. Probablemente, el lector habrá escuchado esta frase alguna vez, ya que esta se le adjudica al escritor peruano Abraham Valdelomar.

Muchos de nosotros recordamos al escritor iqueño, porque en nuestro colegio nos hacían leer uno de sus más famosos cuentos, “El Caballero Carmelo”, cómo olvidar aquel legendario combate entre el viejo paladín Carmelo y el Ajiseco, en el mítico escenario en San Andrés de los Pescadores.

Sin embargo, el escritor también fue un personaje que marcó la sociedad limeña de las primeras décadas del siglo XX. Valdelomar fue miembro de la nueva intelectualidad que surgía en nuestro país. Atraía miradas al caminar por el Jirón de la Unión y acudir al renombrado Palais Concert para participar de las tertulias propias de aquellas épocas; siempre con los aires característicos de un ‘dandi‘, aires que hacían pensar en un Oscar Wilde de la Lima de antaño.

Abraham Valdelomar marcó un hito importante en la literatura peruana e, incluso en su muerte, permaneció en las conversaciones de la sociedad limeña de antaño como un personaje muy inteligente y cuya ‘pose’ era inigualable.

Tras fundar y dirigir los tres primeros números de la revista Colónida, en 1918 Valdelomar inició una incansable gira por Trujillo, Piura, Chiclayo, Cajamarca, donde dicta conferencias y pronuncia hermosos discursos que reseñan los periódicos.

En 1919, reinicia su frenético tour, esta vez en el sur. Viajó a Mollendo, Moquegua, Arequipa. Visita Puno y Cusco, quería llegar a Bolivia, pero optó por regresar a Pisco, su tierra.

Llegó a Huancayo el 22 de octubre, donde el soroche estuvo a punto de hacerlo regresar. Sin embargo, animado por sus incondicionales, partió a Ayacucho donde es elegido secretario del Congreso Regional del Centro y en su honor se organizó para el 1 de noviembre una cena en el hotel Bolognesi.

Antes de sentarse a la mesa, Valdelomar pidió permiso para estar a solas. El Conde de Lemos se ha mostrado intranquilo, horas antes preguntó por un farmacéutico. Cae de espaldas en la escalera del hotel, lastimándose gravemente.

Nos dejó un 3 de noviembre de 1919. Solo tenía 31 años.

En palabras de César Vallejo, había fallecido “el cuentista más autóctono de América; el nombre más sonoro de la última década de la literatura peruana“.

LITERATURA: Libro de escritor arequipeño entre los más vendidos de la FIL 2019
EPD
Compartir

Leer comentarios