Arequipa

Agua para 150 mil pobladores en riesgo por canal a punto de colapsar en El Pedregal

5 de febrero de 2020
Daniel Lozada Herrera demandó la reparación de canal que costaría 100 millones de soles.

Si no se atiende canal no solo se afectaría a agricultores, sino también a la población.

El canal de aducción que transporta el agua para irrigar 20 mil hectáreas de terrenos de cultivo en El Pedregal se encuentra seriamente dañado y de colapsar podría generar pérdidas millonarias, además de perjudicar directamente a unas 150 mil personas que viven en el sector, advirtió Daniel Lozada Herrera, presidente del Comité Agropecuario de la Cámara de Comercio de Arequipa.

Pero, además, dicho canal en el futuro se encargará de trasladar el agua para el proyecto Majes Siguas II y a pesar de las advertencias que se ha venido haciendo a las autoridades, nadie se ha ocupado en plantear alguna alternativa al respecto.

Daniel Lozada explicó que este canal fue construido hace 40 años cuando se hizo la primera etapa de Majes, con una capacidad para transportar 36 metros cúbicos por segundo, pensado también en la segunda etapa del proyecto.

Actualmente solo puede transportar 16 m3/s, debido a los daños severos sufridos en los túneles y canales y se calcula que para su reparación se necesitaría unos 100 millones de dólares, pero a la fecha no existe ni siquiera un expediente técnico.

Para la reparación, según se había planteado anteriormente y así se señala en la Ley 30991 publicada el año 2019, era necesaria la construcción de una represa intermedia en el sector de Siguas para captar el agua que se pierde en el mar y ésta dote del agua a la irrigación mientras se hace la reparación del canal madre, hecho de conocimiento de Autodema, cuyos directivos no han movido un dedo al respecto.

Actualmente el riesgo del colapso del sistema de aducción es muy grave ya que no solo se perderían las 15 mil hectáreas de Majes I, las mil 300 hectáreas de Pampa Baja, 3 mil de cultivos de la irrigación de Santa Rita, sino que lo más grave es que más de 180 mil habitantes se quedarían sin agua para el consumo humano, lo que constituiría un grave problema social, al que no le toman importancia.

“Qué ganan planificando y hablando de un proyecto que no existe, cuando ni siquiera ponen atención a un latente riesgo que atraviesan miles de agricultores, que de producirse sería una verdadera catástrofe”, dijo Lozada.

La reparación se tiene que hacer en 13 kilómetros de canales y 88 kilómetros de túneles que forman parte del sistema de aducción, para lo cual es necesario contar con la represa en la parte alta del valle de Siguas, y asegurar el riego de las 23 mil hectáreas ya existentes y las 38 mil 500 hectáreas de la futura irrigación, las cuales fueron declaradas de interés nacional por la mencionada ley.

Compartir

Leer comentarios