Arequipa

Aguacero dañó terrenos de cultivo, casas y dejó carreteras bloqueadas

22 de enero de 2020

Terrenos de cultivo dañados, casas inundadas y carreteras bloqueadas, es lo que dejó la presencia de lluvias en la ciudad como en provincias de la región Arequipa, de acuerdo a lo reportado al Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) del Gobierno Regional de Arequipa por parte de los alcaldes.

Uno de los sectores con más problemas fue el distrito de Quicacha, en Caravelí, donde la activación de quebradas dejó las carreteras bloqueadas para el paso de vehículos. Los huaicos ingresaron en dos sectores. Las mismas que en el transcurso del día fueron habilitadas con maquinaria pesada de la municipalidad de Quicacha.

En el distrito de Cháparra, provincia de Caravelí, se reportó el ingreso de un huaico que afectó la Panamericana Sur, donde también maquinaria pesada de autoridad local y Provías la habilitó. Esta vía une Cháparra con Chala.

En la provincia de La Unión, el distrito de Charcana, también se reportó el bloqueo de la vía por derrumbe de rocas, exactamente en el sector de Sayla Turuy, vía de carácter nacional, ya que une Arequipa y Ayacucho. Por la tarde el consorcio Alvac-Johesa estuvo realizando las labores de limpieza con maquinaria pesada.

En el distrito de Quechualla, también en La Unión, un huaico dejó afectados a los pobladores del lugar, ya que la vía ha sido obstruida. También maquinaria pesada se puso a trabajar en horas de la tarde para la habilitación de la carretera.

En el distrito de Toro, en la misma provincia, se registró el ingreso de huaico afectando la carretera Toro – Cotahuasi, dejando aislada e incomunicada a la población Ccaccahuacho-Siringay Toro – Anccaro. El COER, en comunicación con las autoridades de la zona, coordinó el inicio de los trabajos para rehabilitar esta vía vecinal.

En la ciudad de Arequipa, las lluvias y hasta granizo que se registró en Chiguata dejaron algunos daños en cultivos de maíz, alfalfa y otros de pan llevar, además de viviendas inundadas.

En el distrito de Yura se produjo el desborde del río del mismo nombre y se malograron 300 hectáreas de cultivo con productos como ajo, zapallo, maíz y sobre todo cebolla.

El alcalde, Ángel Benavente Cáceres, culpó a la empresa de cemento Yura por la afectación de las zonas agrícolas, de la parte baja del puente La Calera, debido a que habría construido un puente para trasladar material desde su cantera, afectando el paso natural del agua.

Adicionalmente, el secretario técnico de la plataforma de Defensa Civil del municipio, Boris Vargas informó que unos 300 agricultores fueron perjudicados con el desborde, que también arrasó con canales de regadío y bocatomas de agua y se vienen preparando fichas de mantenimiento para su reparación para evitar la pérdida de más cultivos.

Compartir

Leer comentarios