Arequipa

Alcalde Cornejo propone evaluar a comerciantes antes de abrir mercados

18 de mayo de 2020
Alcalde de Cerro Colorado dijo que cierre del Avelino y otros mercados generó problemas.

SEGUIRÁN CERRADOS UNA SEMANA MÁS

El burgomaestre también señaló que el cierre de los centros de abastos les ha generado un problema, porque los comerciantes han invadido las calles.

De nada serviría todo el esfuerzo que están haciendo los comerciantes para mejorar sus puestos de trabajo con el fin de reabrir los mercados, si es que antes no pasan un descarte de la enfermedad, pero nos han dicho que no hay muestras, dijo el alcalde de Cerro Colorado, Benigno Cornejo Valencia.

Los integrantes del Comando COVID-19 decidieron ampliar el cierre de las principales plataformas comerciales de la ciudad, hasta que no se tomen las adecuaciones correspondientes, trabajo que podría realizarse durante la semana.

“No se trata de mantener cerrados estos lugares, si es que no se dan alternativas de solución. Mientras tanto los comerciantes están vendiendo sus productos en diversas calles y avenidas y eso nos ha creado un gran problema de salubridad en el distrito. Ya vamos por más de 300 contagiados y la situación se va a volver incontrolable”, añadió el burgomaestre.

Insistió, al igual que los demás alcaldes distritales afectados con el cierre de las plataformas comerciales, que antes de cerrar los mercados, se debió hacer una planificación, determinar los lugares donde se iba a hacer la distribución de los productos; pero ni siquiera les consultaron, solo comunicaron la decisión.

“El remedio ha sido peor que la enfermedad. Tenemos a los comerciantes invadiendo calles y avenidas, como la Evitamiento, lo que ha ocasionado se cierren las vías y no se dejan ni siquiera transitar los camiones con carga de productos que van hacia la sierra o hacia el norte del país, otros cargados de minerales que viajan hasta el puerto. Los alimentos se venden sin ninguna seguridad en el suelo”, se quejó el alcalde Cornejo.

Agregó que a ello se suma que no cuentan con personal para hacer el control. Por la falta de presupuesto han tenido que despedir a un promedio de 300 trabajadores que se dedicaban a la fiscalización del comercio. “Hemos solicitado el apoyo de la policía y el ejército, pero hasta ahora no tenemos una respuesta. Nos han puesto en una situación bastante complicada”, agregó.

El próximo martes estaría haciendo una inspección a la plataforma de Río Seco en compañía del alcalde provincial, Omar Candia, para verificar el trabajo realizado por los comerciantes, que, en visita inopinada, observó que ya tienen una buena parte avanzada. Estarán presentado el informe al Comando COVID-19 para que éste dé finalmente el visto bueno para abrir los comercios. 

Compartir

Leer comentarios