Arequipa

Alcalde impulsará el SIT y el tranvía como principal acción de su gestión municipal

14 de julio de 2019

Por: Roy Cobarrubia V.

Para hablar con el alcalde de Arequipa se requiere paciencia, y no porque sea un tipo arrogante, nada de eso. Se requiere paciencia porque Omar Candia Aguilar por estos últimos días anda ocupado, reunión tras reunión y llamada tras llamada. El despacho de alcaldía ha cambiado, es sencillo, por ahora sin muchas cosas más que unos sillones en donde se puede leer al ingresar en unas almohadas “AMOR”, sí amor, un juego de palabras que al parecer a Candia le gusta hacer con su nombre “Omar”. Las almohadas, cuenta el burgomaestre sentado y con seis meses de gestión encima, fueron realizadas por unos niños de un albergue de la Beneficencia Pública. “A mí me parece más bonito que diga amor, en una sociedad en donde hay bastante violencia hay que darle amor a la gente”.

– Alcalde, ¿cuánto mide?

Un metro sesenta, bueno entre 59 y 60.

– ¿Y ese tamaño ha sido un problema a lo largo de su vida?

Al contrario, yo creo que el tamaño me ha ayudado mucho.

– ¿Cómo así?

El ser pequeño en estatura llama la atención y creo que es una potencialidad.

– ¿Y cómo ha aprovechado esa potencialidad?

Siempre, siempre he sido pequeño y desde el colegio cuando fui monitor había alumnos más grandes que yo y decían “él es monitor, tiene carácter”, siempre llama la atención.

– ¿Su esposa es más alta?

Sí.

– ¿Y cómo hace para besarla?

Nunca ha sido un problema.

– Alcalde, seis meses de gestión municipal, ¿en este semestre qué cambios importantes cree que ha realizado?

Nosotros nos hemos comprometido en convertir a Arequipa en la ciudad líder del Pacífico sur, una Arequipa saludable, una Arequipa atractiva, una Arequipa participativa y una Arequipa educada. El estilo de gobierno pasa por tener la planificación como un instrumento fundamental en el desarrollo de la gestión, es decir no improvisamos.

-Pero alcalde, ¿en estos seis meses qué se ha cambiado en la municipalidad, en la ciudad?

Primero el estilo de gobierno, que fortalece la institucionalidad democrática. Tenemos ocho órganos de concertación que antes no existían y si existían era muy débiles.

– ¿Encontró una municipalidad paralizada?

Es lógico que, en un año electoral, con la renuncia del alcalde, y con el ingreso de un regidor como alcalde se tenga algunos procesos que han perdido fuerza y eso es natural.

– Presentaron 39 puntos para los 100 días, de los cuales no cumplieron toda la lista, ¿qué pasó?

Cuando se hace una evaluación, una reunión, se pone la valla muy alta para que la gente se esfuerce y llegue a esa valla. Ha habido cosas que han impedido que cumplamos con algunas cosas puntuales que después hemos ido avanzando, de hecho, tenemos algunos problemas en inversión, en capacidad de gasto, que estamos tratando de suplir en este segundo semestre, y básicamente porque no encontramos un banco de proyectos. Y los dos únicos proyectos expeditivos para ejecutar tenían cuestionamientos, hablamos del viaducto de Salaverry, y el intercambio vial Juan de la Torre.

– ¿Le cayó como un balde de agua fría la encuesta que terminaba por desacreditar su gestión o usted ya intuía que existía esa percepción?
De hecho cuando tú tienes un problema en el corazón de la ciudad tú puedes darte cuenta que tus niveles de aprobación van a ser bajos, es lógico, porque cualquier ciudadano que venga al centro de la ciudad y que no pueda ingresar y que vea que la tugurizarían es enorme, van a generarse interrogantes. Y adicionalmente a ello creo que la encuesta es motivadora, un reto para que en la próxima encuesta que se realice los indicadores cambien, pues una encuesta en estas condiciones te motiva a hacer las cosas bien, a ver y hacer una autocrítica de ver en qué estás fallando y cómo se puede mejorar la aceptación de la población.

– Está seguro que no le desanima porque si retrocedemos un poco está en la misma situación que en las elecciones, ¿no le parece?

Mantengo el mismo porcentaje, o sea que la legitimidad de origen con la legitimidad de gestión es el mismo, y al contrario creo que es motivador.

– ¿El SIT y el Eje Jerusalén – San Juan de Dios es una herencia con deudas, una maldición?

Recomponer el SIT para nosotros han sido jornadas de trabajo, muy fuertes, y hasta ahora estamos saliendo a conversar con gremios y asociaciones, entonces son horas – hombre para recomponer y poder decir que tenemos las cosas saneadas e ingresar a la etapa preoperativa.

-En esa mejora del transporte han planteado el sistema de plaqueo.
Conforme, y bajo ciertos indicadores son 25 mil vehículos en hora punta en el Centro Histórico, 10 mil viajes en hora dirección que apuntan al corazón de Arequipa, entonces tienes una zona monumental a la que le estás generando daño con alta contaminación y que además tiene una alta tugurización y con el plaqueo estamos realizando actos estratégicos que permitan ciertas acciones.

– ¿En cuánto tiempo podrá aplicarse el plaqueo?

Tenemos un cronograma y está previsto para fines de julio, tenemos un cronograma, quizás puedan variar los días pero dependerá del éxito de las reuniones que tengamos. Y estamos hablando de una reducción del 25% (6250 vehículos menos), y ojo, podrían ser más porque allí están los taxis y el número mayor de vehículos son taxis y muchos de ellos sin pasajeros.

– ¿El tranvía en qué etapa se encuentra?

En elaboración del perfil técnico.

-¿Y podrá salir a la luz en los próximos tres años?

Yo creo que sí, espero antes de que deje la alcaldía de Arequipa poner la primera piedra y estamos haciendo lo humanamente posible para acelerar este proceso, y hemos contratado incluso un técnico experto para que se encargue de destrabar el proceso en la ciudad de Lima y tener a fin de año, en el año 19, el perfil técnico, en el año 20 elaborar el perfil técnico y el año 21 colocar la primera piedra.

– ¿Las ciclovías fueron flor de un día?

No, acabamos de tener la reunión en donde ya está la segunda etapa de las ciclovías, yo me comprometí con Arequipa a hacer ciclovías, está en mi plan de gobierno, o sea no ha sido algo improvisado o que haya salido de la noche a la mañana. Yo hablé de mínimo cinco kilómetros de ciclovía, lo dije, pero lo que no habíamos considerado y eso es una autocrítica es el cierre de la San Juan de Dios y que íbamos a tener un gran flujo vehicular que se iba a desviar por las vías paralelas, entre ellas Tristán y la Merced.

– ¿La segunda etapa se viene ya o esperarán a que se acabe San Juan de Dios?

Estamos en un proceso de planeamiento, además la segunda etapa no es en el Centro Histórico, es un anillo, y la continuidad es en la Av. Alfonso Ugarte, la Av. Parra, Puente Fierro y de allí la Metropolitana, que en su momento lo vamos a presentar, y lo vamos a hacer con las universidades. Alguien dijo que en Arequipa no se maneja bicicleta, pero hay que incentivar el uso.

– Al inicio de su gestión señaló que el proyecto Viaducto Salaverry no iba, ¿por qué ahora lo están volviendo a evaluar?

Lo han evaluado, le encargamos ese trabajo a César Simborth, y tiene observaciones de fondo, podemos hacer una reestructuración del expediente pero eso implica tiempo y aumentar los costos del expediente.

– ¿Las evaluaciones para qué son, para solo decir que está mal?

Para decir que está mal y que hay que hacer otro expediente, en suma hay que hacer otro expediente.

– ¿Es necesario ese proyecto?

Siempre es necesario porque en Arequipa tienes un déficit de infraestructura vial.

– ¿Alcalde, en estos seis meses de gestión ha hablado con el exalcalde de Arequipa, Alfredo Zegarra, para requerirle algún consejo?

No lo veo a Alfredo algún tiempo, tiempo que no lo veo.

– ¿Por qué?

Porque cambié de teléfono y el doctor también cambió de teléfono.

– ¿Cambiaron para no querer llamarse o verse?

No, no, de ninguna manera, siempre hay una relación de profundo respeto.

– Al final de las elecciones pareció que hubo un fraccionamiento en Arequipa Renace, o al menos dejaron esa percepción.

Siempre una campaña te genera algunas tensiones y creo que es natural en cualquier partido o movimiento democrático, pero al margen de eso tengo un gran respeto por el doctor.


– Alcalde, ¿qué le diría a la gente que no cree en Candia, a ese porcentaje que desaprobó su gestión?

Que esperen, vamos a ir conquistando el corazón de la gente con nuestros actos y que es cuestión de meses.

– Para terminar y no puedo dejarle de preguntar, ¿qué posición deben tomar las autoridades ante Tía María?

Creo que el diálogo es fundamental, fundamental en cualquier democracia, en cualquier sociedad democrática el diálogo es fundamental para que se pueda realizar una inversión.

– El gobernador calificó de traidor en una cuenta de red social al presidente, ¿cree que fue un error?

No creo que lo haya hecho el gobernador. Pero creo que hay que acercarse a los pobladores de Tambo, el magisterio y la persuasión son importantes para asumir liderazgos.

– Alcalde, ¿qué palabra prefiere, Omar o amor?

Amor, definitivamente.

 

Compartir

Leer comentarios