Columna

Algunas ideas de reactivación económica generadas a raíz de nuestra nueva realidad

27 de abril de 2020
Fuente: Andina

Por José Málaga Málaga

¿La reactivación económica debe pensarse en COVID-19 o en post COVID-19?; los programas FAE y Reactiva Perú son buenos para este momento, pero creo que no para la sostenibilidad.

Desde el lunes 16 de marzo que empezó el aislamiento social decretado hemos visto diversos esfuerzos del gobierno materializados en diferentes programas y disposiciones, algunos han sido populares, algunos otros no, han pasado desde disposiciones de contratación pública, de índole laboral como la suspensión perfecta de trabajadores y los programas para garantizar la cadena de pagos en el país (FAE y Reactiva Perú), dentro de otros.

El sistema microfinanciero total alcanza los 36 mil millones de soles prácticamente todo el programa Reactiva Perú, se encuentran repartidos en 35 instituciones microfinancieras (cajas municipales, caja metropolitana, cajas rurales, edpymes y las recientes cooperativas de ahorro y crédito incorporadas al sistema de supervisión de la SBS), haciendo una pincelada muy general esto representa un universo aproximado de 5 millones de clientes, de los cuales hemos identificado pueden verse beneficiados con los programas antes indicados un poco menos de 150 mil es decir un 3% del universo total.

Ahora las licitaciones emprendidas para Reactiva Perú los días jueves y viernes han dado como resultados un rango de tasas de interés para el cliente final entre el 1% y el 3%, muy bien y consideramos que serán motores para la reactivación económica, pero desde el sector microempresario debemos ser realistas esas tasas no son sostenibles, son extraordinarias y son de momento, acabada la crisis y nos enfrentemos nuevamente a la realidad económica de nuestro país, esto no será sostenible, regresaremos a tasas de incremento que son las regulares (no menos del 18%).

Debemos tener en cuenta que justamente la especialización en microfinanzas nos lleva a indicar que este negocio no puede ser equiparado a la banca múltiple, nuestro negocio es de mayor riesgo y además de mayor costo administrativo y operativo.

Por eso creo que debemos ser más creativos y disruptivos y adecuar nuestras ideas a tiempos volátiles, inciertos, complejos y ambiguos (VUCA por sus iniciales en inglés) y debemos experimentar y aceptar que el nuevo escenario regular será el que vivimos en la actualidad, es decir esto cuando pase nuestra vida social y económica no volverá a ser la misma.

Es necesario también reconocer y esto es real que la banca múltiple, con todo respeto lo digo, no conoce ni entiende cabalmente el negocio Microfinanciero, como las empresas especializadas en Microfinanzas, no entienden holísticamente el negocio de la Banca tradicional, y resulta a todas luces evidente que sus costos son mucho menores frente a los que una institución microfinanciera debe incurrir necesariamente para llegar al bodeguero, al vendedor de emolientes, al heladero, al ambulante, y, como corolario de esta incontrastable realidad, con honestidad intelectual, que: el impacto de Reactiva Perú, lamentablemente, no llegará al Perú pobre, ni al Perú profundo, ni al Perú más vulnerable para el cual no hay duda y estamos seguros, estaba dirigido el programa concebido por el Estado dirigido a quienes más sufrirán y sufren inevitablemente en esta emergencia nacional y mundial.

En esa línea y tomando en cuenta que a la fecha existen diversas demandas, reclamos y necesidades lo que se necesita es aportar ideas y buscar soluciones, en esa línea me permito soltar una idea que quizás pueda ser beneficiosa al sector microfinanciero para lo cual se debería evaluar Crear un  Programa que tenga como idea Perú dentro (connotación de llegar a lo más profundo del Perú y lograr que todo el capital de los peruanos capitalistas y empresas nacionales como las AFP, se quedasen, permanecieran dentro del país, o retornen al país si es que han salido):

En esa línea creo que las AFP’s tienen la herramienta perfecta a través de la inversión en Bonos Subordinados en un programa acotado con control de tasa de interés a 7 años en empresas con licencia especializada en Microfinanzas. La tasa, que haciendo un cálculo somero puede ser de 7%, y a ella sumar un monto de gestión directo de las microfinancieras del 1.5%, entonces podríamos salir con créditos MYPES con un monto de 8.5%, una tasa que jamás alcanzada en la historia de las Microfinanzas, ya que la tasa mínima del sector Microfinanciero es 18% y sobre todo lograr que esta sea sostenible en etapa postcovid.

Los diversos beneficios que obtendríamos serían incalculables 

Esta es una propuesta que en un escenario precovid no hubiese tenido eco o quizás soportado el menor análisis, pero en tiempos, volátiles, inciertos, complejos y ambiguos que es nuestra nueva realidad, debe ser revisada.

Unidos todos es la oportunidad de salir de la crisis y regresar a la senda del crecimiento y la formalidad.

_______________________

Cómo afrontar exitosamente la economía durante la cuarentena

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios