Política

Ana Flavia Chávez: “Es momento de hacer verdaderos cambios en la política”

13 de noviembre de 2020
Ana Flavia aún espera invitación de partido para participar en política.

Activista por derechos LGTBI busca repetir en el Perú logro de MacBride en EE. UU.

La activista por los derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales, personas Transgénero e Intersexuales (LGTBI), Ana Flavia Chávez, celebró la elección de la senadora transgénero estadounidense, Sarah Macbride. Chávez espera que en las próximas elecciones congresales en Perú se puede repetir lo del pueblo americano como una muestra de inclusión y cambio social.

“Es una muestra de la apertura a la inclusión y la diversidad en una esfera como lo es la política y que también es una parte del libre desarrollo de cualquier ser humano. Es verdaderamente loable y hace entender que los seres humanos estamos madurando en este aspecto. En este caso lo importante radica que es una mujer trans activista, es una mujer que ha dedicado su vida a la lucha de derechos de minorías, que justamente son vulnerables, y que desde la misma cicatriz de la violencia poder continuar el trabajo porque exista igualdad para todos y para todas”, declaró Ana Flavia.

McBride hizo historia el 3 de noviembre al convertirse en la primera senadora estatal abiertamente transgénero en las elecciones de Estados Unidos, obteniendo un escaño en la Cámara Alta del estado de Delaware.

Para Chávez lo logrado por Sarah representa un ejemplo de igualdad y lucha por los derechos de los más vulnerables, una acción que debe replicarse en el país, en un camino hacia la igualdad y la tolerancia.

“El hecho de que la comunidad LGTBI sea la más vulnerable de todo el Perú, nos hace lo suficiente resistentes, y también capaces, para asumir el reto de luchar por todo tipo de discriminación y lograr la inclusión para todos y para todas, especialmente para aquellas minorías vulnerables, olvidadas y oprimidas”, señaló la activista.

Ana Flavia podría realizar una hazaña similar a la de Mcbride en las próximas elecciones, ya que se encuentra en la lista de espera como precandidata al Congreso de la República por el partido político Nuevo Perú.

“Creo que tenemos hasta que puntos queremos ser inclusivos de la boca para afuera, y desde que punto queremos la igualdad en la práctica. El año pasado hicimos el conversatorio LGTBI con candidatos congresales a quienes se les alcanzó las propuestas. Y aquellos que han sido electos, ninguno se ha encargado levantar una agenda LGTBI durante su mandato congresal, concretamente con el Partido Morado. Se comprometieron, incluso con una firma de acta. El congresista del Partido Morado iba a apoyar la iniciativa del decreto ley 1323, su vigencia, porque fue derogada en primera instancia por los fujimoristas, y que habla sobre la prohibición de discriminación por orientación sexual e identidad de género, que permite a las personas trans tener el nombre con el que realmente nos identificamos. Y ese fue el contexto, pero ninguna ha sido elevada”, indicó.

La precandidata señaló que dependerá de su partido otorgarle la venia para ser candidata oficial y lograr desde el Legislativo hacer realidad aquellas propuestas que al parecer quedaron en un gabinete y en una promesa sin cumplir por los congresistas actuales.

DATO

“Estamos hartos y hartas de discursos baratos que solamente buscan un voto más que un derecho. El hecho de una candidatura trans es eminentemente un criterio de querer hacer la diferencia desde todo punto de vista. Desde el punto físico, material, visual, que es el más evidente y desde el punto de querer algo nuevo para la política. Mi postulación es un cambio, la postulación de una persona activista trans que lo que quiere es continuar la lucha por la igualdad y la inclusión, ya no como sociedad civil, sino como estado, con todo el poder que te da la capacidad de generar políticas públicas, es definitivamente un cambio”, declaró. 

Compartir

Leer comentarios