Agricultura

Anntarah utiliza insumos orgánicos en sus prendas y apuesta por el reciclaje

13 de agosto de 2020
Anntarah, empresa arequipeña tiene como prioridad proteger el medio ambiente.

Los residuos de los procesos son reutilizados y reciclados al máximo.

Enmarcado en los criterios y lineamientos del Sistema de Gestión Ambiental, como también en las iniciativas propias de la empresa para generar el menor impacto negativo en el medio ambiente, la empresa arequipeña ANNTARAH aplica sistemas que van desde el aprovisionamiento de los productos hasta llegar al cliente.

Es así, que sus productos son a base de fibras naturales como algodón orgánico y alpaca con certificación validada en el no uso de pesticidas ni plaguicidas en el cultivo del algodón y la correcta esquila de las alpacas sin causar lesiones a los animales.

Los residuos de los procesos son reutilizados y reciclados al máximo. Dada las características de los materiales, los productos reciclados se entregan a una fundación de mujeres que se encarga de elaborar accesorios como llaveros, separadores de libros en tela batanada, peluches, alfileteros, vinchas, entre otros, que les permite generar sus propios ingresos.

Asimismo, se redujo el uso de plástico en el embalaje de prendas, el poco que se usa es biodegradable, y se promueve el uso de bolsas de tela. Todas las operaciones cuentan con políticas para el consumo adecuado de energía eléctrica y de agua potable, una correcta disposición de los residuos y se realiza el seguimiento a los proveedores para que en toda la cadena de suministros se genere el menor impacto negativo al medio ambiente.

Todos estos procesos, permitió a la empresa ANNTARAH obtener la certificación ISO 14001:2015 de Sistema de Gestión Ambiental con el cofinanciamiento del Programa Nacional de Innovación para la Competitividad y Productividad Innóvate Perú del Ministerio de la Producción. 

La implementación y certificación del Sistema de Gestión Ambiental refuerza el compromiso por brindar al cliente no solo un buen producto y servicio, sino también, darle la seguridad que las prendas provienen de una sucesión de procesos, procedimientos, actividades y tareas, que son amigables con el medio ambiente. Todo el proceso mencionado alcanza sus sedes nacionales de Arequipa, Cusco, Juliaca y Lima.

“La certificación permite fortalecer el clima laboral y la motivación de los más de 150 colaboradores y alrededor de 50 artesanas que laboran desde sus hogares, porque pertenecen y son gestores de una organización comprometida con el medio ambiente. En el aspecto comercial, permite alcanzar una mejor imagen corporativa, que se ve reflejada en la percepción que tienen nuestros clientes, a nivel local, nacional e internacional, sobre nuestra marca, generando no solo confianza, sino también seguridad”, afirmó, Jéssica Rodríguez, gerente de ANNTARAH. 

Compartir

Leer comentarios