Educación

«Antes que construir colegios el Estado debe apostar por nuevas tecnologías»

13 de septiembre de 2020
Gonzalo Galdós, integrante del Comité Organizador del CADE Educación

Estudiantes de las zonas más recónditas del país son los más perjudicados en la implementación de la educación remota.

Uno de los retos más grandes e importantes que tiene la educación peruana a corto plazo, consiste en superar la brecha digital existente, la misma que viene impidiendo que el 100 % de escolares en la región y en el país puedan acceder a la enseñanza remota ante la COVID-19.

Así lo indicó Gonzalo Galdós, integrante del Comité Organizador del CADE Educación 2020, el foro educativo más importante a nivel nacional, que se realizó del 08 al 10 de setiembre, con el objetivo de generar propuestas innovadoras para la mejora de la calidad de la educación del país.

“La pandemia del coronavirus ha dejado como lección que el Gobierno deje de construir colegios e invierta más recursos económicos en nuevas tecnologías y conectividad, que son vitales para hacer frente a situaciones como las que hoy nos ha tocado vivir”, dijo el especialista.

Señaló, además, que para el caso de zonas alto andinas donde muchas veces no se cuenta con fluido eléctrico y es evidente la pobreza extrema, el Estado debe procurar tener mayor presencia llevando equipos de generación de energía u otros, garantizando que nadie se quede sin estudiar.

Galdós aseguró que el problema es más grave de lo que parece, pues los niños y adolescentes que están siendo excluidos de la educación a distancia por falta de herramientas tecnológicas, corren el riesgo de integrarse a futuro al grupo de los ninis (que no estudian, ni trabajan).

ADAPTACIÓN

Por otra parte, el especialista saludó la rapidez con la cual los docentes se han venido adaptando al uso de medios digitales para que los alumnos sigan aprendiendo.

No obstante, sugirió que los maestros dejen de pedir aumento al presupuesto del sector Educación, pues lo que en realidad se necesita es mayor eficiencia en el gasto y capacitaciones con especialistas.

Compartir

Leer comentarios