Arequipa

Arce: «Sin Tía María se postergará la economía y habrá más pobreza»

25 de mayo de 2019

El director de la Unidad de Investigación de la Facultad de Economía de la Unsa lamentó postura del gobernador regional Elmer Cáceres y alcaldes de la provincia de Islay frente al proyecto minero. Afirmó que Arequipa requiere inversiones para generar empleo y crecimiento.

Si la licencia del estudio de impacto ambiental del proyecto Tía María no obtiene luz verde del Gobierno hasta el 30 de agosto, que vence el plazo, el crecimiento económico de Arequipa se postergará, trayendo consigo menos empleo y más pobreza en la región.

Así lo afirmó ayer el economista en Finanzas y Negocios, Glenn Arce Larrea, tras señalar que la inversión del proyecto minero estimada en mil 400 millones de dólares, tendrá un impacto positivo en la economía regional a mediano, y más aún a largo plazo.

«Si el proyecto minero se hubiera echado a andar hace tres años hoy no estaríamos padeciendo ante la crisis internacional que se vive por la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, pues Arequipa tendría una economía sólida», manifestó el especialista.

Calificó además de penosa, la postura del gobernador regional Elmer Cáceres y de los alcaldes de la provincia de Islay, quienes advirtieron protestas si el Gobierno otorgaba la licencia a la iniciativa minera que impulsa la empresa mexicana Southern Perú.

INVERSIONES

De acuerdo a Arce Larrea, la economía local requiere de inversiones para desarrollarse. Agregó que un claro ejemplo, es que en el boom minero registrado casi un lustro atrás, Arequipa creció entre 8% y 9% en su Producto Bruto Interno (PBI), es decir, una cifra mayor a la registrada a nivel nacional, y ello precisamente lo motivó la cartera de proyectos mineros que se desarrollaban en la región.

El especialista lamentó que por falta de licencia social para diferentes proyectos, la inversión privada se haya retraído durante los últimos 5 años, siendo necesario ahora revertir esta situación.

«La inversión es lo único que nos puede salvar de la pobreza, porque genera un importante movimiento económico, generación de empleos directos e indirectos, y por supuesto más ganancias a los ciudadanos de pie», puntualizó el también catedrático de la Unsa.

AGROINDUSTRIA
Para Arce Larrea la negativa a dar la licencia para el proyecto es más que un problema técnico un problema político, pues no hay sustentos suficientes para comprobar el daño que ocasionaría la iniciativa en la agricultura y el agua en el Valle de Tambo (Islay).

«Cáceres (Elmer) debería de ponerse la camiseta y dejar de lado sus ideologías. Ahora, es momento de pensar en el verdadero desarrollo de la economía local, pues si los proyectos se siguen estancando no habrá canon

para ejecutar las obras que requiere la región», dijo.
Acotó que lo ideal sería desarrollar otras actividades para fomentar el crecimiento de Arequipa, como, por ejemplo, con Majes Siguas II, que fomentará la agroindustria, sin embargo, ante las trabas que también presenta aún tomará varios años que rinda frutos.

Compartir

Leer comentarios