Arequipa

Arequipa entre regiones con la mayor caída del empleo en segundo trimestre

16 de octubre de 2020

Informalidad complica la recuperación del sector

La población ocupada de la región cayó de 61.4 % a 29.9 %. La rigidez del mercado laboral e informalidad complican la recuperación del empleo.

Duras cifras. La población de 14 años a más que se encontraba empleada disminuyó al 39.5% a nivel nacional en el segundo trimestre del 2020, es decir 26.5 % menos que la tasa registrada en el mismo periodo de 2019, en el marco de la crisis económica provocada por la pandemia COVID-19, según la última publicación de la Encuesta Nacional de Hogares.

Entre los departamentos más perjudicados con la pérdida de empleo figura Arequipa, que solo es superada por Lima. En la capital, la población ocupada cayó a 27.1 % entre abril y junio, desde el 62.6 % del mismo trimestre del 2019. En Arequipa la tasa de empleo bajó de 61.4 % a 29.9 %; y en Piura, la población empleada bajó a 38.8 %, del 69.7 % de hace un año.

“Desafortunadamente, por la informalidad y rigidez del mercado laboral, sería complicada la recuperación y perjudicaría el progreso que se había generado en el país, como la disminución de la informalidad”, indican expertos de ComexPerú.

Detalló que, de acuerdo a cifras del Instituto Peruano de Economía (IPE), la informalidad en Arequipa pasó de 67.2 % a 66.2 % entre el 2016 y el 2020, y en Piura, de 81.4 % a 78.9 %. Estimó que, en Lima, la informalidad se agudizaría de 57.5 % a 58.6 %.

DETERIORO DEL PBI

El gremio indicó que la caída del empleo en las regiones se explicaría por el deterioro del PBI durante la primera mitad del año, que registró una contracción interanual del 17.3 %.

La estructura del PBI en el 2019 de los departamentos en cuestión se compuso, principalmente, por los sectores extractivos (35 % en Arequipa), otros servicios (34.1 % en Lima, 20.7 % en Piura y 16 % en Arequipa) y manufactura (17.7 % en Lima y 14.1 % en Piura), los cuales resultaron particularmente perjudicados por la paralización de actividades que se dio para frenar el brote de la COVID-19.

A esta situación se suma que la producción de los sectores extractivos recién se está reactivando, mientras que el desempeño del sector ‘otros servicios’ se ha visto perjudicado por la postergación del comienzo de la cuarta fase de la reactivación económica, y el sector manufactura enfrenta complicaciones por el menor consumo en la economía, según el Banco Central de Reserva.

DATO

Respecto al empleo formal, sólo 1980 trabajadores ingresaron a ese sector en agosto, mientras que 2140 personas dejaron de trabajar en él en el mismo mes, según datos del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).

ComexPerú precisó que la última cifra se encuentra influenciada por las medidas implementadas para reducir los despidos, como la suspensión perfecta y las condiciones estructurales del mercado laboral. 

“Nuevamente, debido a las restricciones para la reactivación, los sectores servicios y manufactura estarían lejos de recuperar su desempeño de 2019, a pesar de haber representado el tercer y cuarto sector que más población económicamente activa (PEA) ocupada concentraron en 2018, según el INEI”, indicó el gremio.

Compartir

Leer comentarios