Arequipa

Arequipa no está preparada para afrontar repunte exagerado de casos COVID-19

8 de septiembre de 2020
Invocan a la población a cumplir recomendaciones para evitar complicaciones con su salud.

Gustavo Rondón instó a la población a no bajar la guardia durante esta «nueva normalidad» en la ciudad.

A pesar de que los hospitales cuentan con una mayor cantidad de camas UCI y de hospitalización, no se podrán dar abasto para atender a una elevada cantidad de pacientes con coronavirus. De ahí la importancia de no descuidar las medidas preventivas y autoprotección.

Los hospitales de Arequipa están mejor preparados para enfrentar una nueva ola de contagios de COVID-19, tras la experiencia adquirida por sus profesionales en los meses más duros de la lucha contra el SARS-Cov-2 y porque ahora sus ambientes cuentan con una mayor cantidad de camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y de hospitalización.

Sin embargo, los nosocomios no se podrán dar abasto ante un repunte exagerado de pacientes con coronavirus, y en ese sentido colapsarían, tal como evidenció durante los meses de mayo, junio y parte de julio en la Ciudad Blanca, cuando cientos de pacientes llegaron a dormir a la intemperie, en sus carros y en carpas, junto a sus balones de oxígeno.

Así lo indicó ayer el doctor Gustavo Rondón Fudinaga, jefe del Comando COVID-19 en Arequipa, tras comentar que en realidad ninguna ciudad en el mundo entero, estaría preparada para afrontar una segunda ola de casos COVID-19 con cifras descomunales, y de ahí la importancia que las personas no descuiden las medidas preventivas y de autoprotección.

“Hay que mantener el uso de la mascarilla, el lavado constante de manos y distanciamiento social. Es importante que la población deje de formar colas para acceder a las ofertas que hacen algunos centros comerciales, deje de inaugurar tiendas y que por ahora no organice fiestas. La enfermedad aún no se ha ido, esto hay que tenerlo presente”, precisó.

NUEVOS CASOS

Rondón Fudinaga afirmó que en los últimos días se contabiliza un promedio de 2 mil pacientes que son dados de alta cada 24 horas, una cifra que brinda esperanza porque vamos ganando la batalla, pero ante la cual definitivamente no hay que confiarse.

Señaló, asimismo, que hace algunas semanas, el número de fallecidos por COVID-19 no es mayor a 20 y que los nuevos casos reportados ya no superan los 1500. “Es positivo que, si conforme avanzan los días, vemos que estas cifras mantienen la baja, pero sería perjudicial si reportan un alza”, acotó.

DATO

Dijo finalmente que son los alcaldes los encargados de velar por el cumplimiento de protocolos en sus respectivas jurisdicciones, y el Ministerio Público el aliado que sancionará a los irresponsables que no acaten y que continúen vulnerando las normas.

Compartir

Leer comentarios