Arequipa

El afán de los políticos por “servir al pueblo”

15 de abril de 2018
Una gran parte de las autoridades en Arequipa no están dispuestas a dejar el poder, y es muy probable que si no se hubiera anulado la reelección inmediata, muchos volverían a postular por su distrito, pero como ahora se les permite aspirar a otros cargos, incluso en jurisdicciones diferentes, desde hace algunos meses les nació el interés por conocer la realidad de otros pueblos; pero quienes no están directamente relacionados con la política o el común de las personas se preguntan: ¿Cuál es el afán?

El sueldo de un alcalde generalmente se fija de acuerdo al presupuesto que manejan anualmente y se aprueba en sesión de concejo municipal y en Arequipa este varía entre 3 mil hasta casi 12 mil soles, el más alto el de la Municipalidad Provincial de Arequipa, sueldos que la mayoría de candidatos aseguran, es mucho menor al que tenían trabajando como independientes o en sus respectivas empresas. Entonces ¿Cuál es el afán?
Este hecho tampoco es tan cierto, ya que por ejemplo, las autoridades no es que se vuelvan pobres cuando se “ponen al servicio de la población”, por el contrario sí logran incrementar sustancialmente su patrimonio. Por ejemplo, el alcalde de Yanahuara, Elvis Delgado Bacigalupi, quien ahora dice estar como el candidato favorito para alcanzar el sillón municipal provincial; de tener en el año 2011, en bienes, la suma de 187 mil soles, llegó a más 259 mil soles el año 2014, seguramente, en los últimos 3 años esta cifra se ha visto abultada.
En el caso del alcalde de Alto Selva Alegre, Omar Candia Aguilar, quien también espera sentarse en el lugar que le dejó el presidente de su movimiento político, Alfredo Zegarra Tejada; en el 2011 tenía bienes valorizados en 31 mil 200, que al 2014 ascendieron a más de 187 mil soles. Delgado Bacigalupi ganaba en ese entonces un sueldo promedio de 3 mil 900 soles, mientras que Aguilar Candia lo hacía con 5 mil 300 soles.
Aunque el rumor era “un secreto a voces”, con el destape de la corrupción de la constructora Odebrecht, en la que se han visto envueltos decenas de políticos y empresarios, se dice que quienes tienen el interés de ejecutar una obra o generar un servicio a través de un municipio, debe dejar un 10% del costo total de la obra, para la “comisión”.
Lo cierto es que, por nada del mundo, se pierde el interés por ser candidato de algún municipio o del gobierno regional y para estos procesos electorales, muchos quieren “repetir el plato”, como el caso del exalcalde Alfredo Zegarra Tejada, quien a pesar de su estado de salud pretende ser gobernador regional y, aunque lo niegue, hace varios meses inició una dura campaña política, en visitas a los diversos pueblos y colocando grandes pancartas en diversas provincias con el lema: “La esperanza renace”.
De su mismo movimiento está Omar Candia, que aspira a ser burgomaestre provincial, lo mismo los actuales regidores Mario Melo y Pedro Quispe, el alcalde de Bustamante y Rivero Ronald Ibáñez, el alcalde de Cayma, Harbert Zúñiga, aunque este último dice que solo fue invitado por el movimiento; los que si no llegan a un acuerdo de buscar un candidato de consenso, seguramente el día de las elecciones internas “se sacarán los ojos”, ya que ganará quien más personas lleve para votar por ellos. De los regidores también está muy interesado Ricardo Medina, quien tendría un apoyo importante de los evangelistas de Arequipa.
Pero no son todas las actuales autoridades interesadas en el sillón provincial, está por ejemplo el alcalde de Mariano Melgar, quien ahora va en bicicleta a la alcaldía y solo consume “yogurcito”, como dice en su propaganda política. El iría por Acción Popular.
Germán Torres Chambi de Mariano Melgar, también está dispuesto a sacrificarse una vez más por la población; por ahí se habló también de Harry Gómez de Yura, pero al parecer estaría viendo a otro distrito para no chocar con sus compañeros de Arequipa Renace. Manuel Vera Paredes inició una intensa campaña política por el sillón provincial. A quien parece que lamentablemente no le alcanzará el tiempo para hacer su campaña, es al ex funcionario municipal, José Luis Cavero Astete, si es que antes no logra demostrar su inocencia respecto a su involucramiento con una red criminal de traficantes de terreno, cuyas investigaciones podrían salpicar a muchos, incluyendo varios candidatos.
Entre los que han postulado en anteriores oportunidades y no han tenido mayor éxito, está por ejemplo el excongresista Marco Falconí Picardo, con cuyo movimiento Fuerza Arequipeña logró varias alcaldías en anterior campaña electoral. El comunicador radial Álvaro Moscoso también se lanza a la alcaldía, pero no por el movimiento de Falconí. Anteriormente estuvo a punto de llegar a ser alcalde, hasta que la difusión de un audio comprometedor le “bajó la llanta al coche”.
El exárbitro de Fútbol, Víctor Hugo Rivera, también está calentando motores lo mismo que el exalcalde Yamel Romero Peralta, quien aspira culminar el puente Héroes del Cenepa, que dejó a la mitad, para darle otra salida vial a la ciudad. Marcos Hinojosa Requena, el hombre de confianza de Alfredo Zegarra, igualmente habría tenido aspiraciones por ser alcalde provincial, pero al parecer un municipio distrital como Uchumayo lo ve más factible, donde está haciendo intensa campaña de pintado de muros.
Hay otros varios candidatos que también están interesados el servir al pueblo arequipeño, los que tendrán que luchar contra quienes aún están en el poder, lo que sin duda les da a una amplia ventaja, aunque aseguran “separan”, muy bien sus funciones con los del candidato.
Los distritos no se libran de la “buena voluntad” de los candidatos, por ejemplo, el alcalde de Uchumayo, Gilmar Luna Boyer, ha puesto los ojos en el distrito de Majes, y el alcalde de ese lugar, Helard Hurtado lo habría hecho con la provincia de Caylloma. Rómulo Tinta Cáceres, de quien hasta el momento no se conoce denuncia alguna sobre corrupción, ha señalado que no le interesa volver a postular, sino que va a observar el trabajo de las nuevas autoridades, antes de decidirse si para una próxima elección, se anima nuevamente por Caylloma.
A Uchumayo también está interesado en postular el ex alcalde Hardin Abril, quien estuvo integrando el grupo del fracasado Promuvi. En Miraflores quieren volver a repetir la gestión Luis Aguirre y Arturo Valderrama, ex alcaldes, de quienes dicen la población lo ha extrañado, ya que tuvieron varias gestiones en su haber y sus obras no fueron pocas.
Para Cerro Colorado hay muchos interesados. ¿Será porque recibe el presupuesto más alto de Arequipa? Está en dudas el eterno dirigente Felipe Domínguez Chávez, quien recientemente habría sido desaforado del partido que lo habría propuesto como candidato por el escándalo del tráfico de terrenos. Pero no es el único dirigente que está tentado a “seguir sirviendo a su pueblo”, ahora con el voto popular, como es el caso de José palomino, que iría a Quequeña por Arequipa Renace, si es que antes no lo piensan bien. Está también pensándolo seriamente el dirigente Mario Jacobo, entre otros.
En todos los distritos se repite la misma figura, ahora es responsabilidad de la población revisar muy bien el expediente que tiene cada uno de los candidatos, si es que han estado involucrados o no en actos de corrupción, si es que en anteriores gestiones han realizado efectivamente un buen trabajo con obras que han beneficiado a toda la comunidad y ante la menor duda, voltear los ojos hacia los demás contendedores y hacer lo propio.

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios