Arequipa

A un mes del accidente en río Velille 9 personas desaparecidas

15 de marzo de 2019
Familiares victimas

“Adiós mi amor. Pronto estaremos juntos”, fueron las últimas palabras que César Iruri Calla, uno de los nueve desaparecidos en el río Velille, dirigió vía comunicación telefónica a su esposa Jessica Otoya Yucra a las 2 de la madrugada del 13 de febrero último.

Sin presagiar que esa era la despedida, Jessica guardó el celular muy emocionada, pues al día siguiente volvería a ver a César, luego de 20 días que partió hacia Apurímac, a trabajar en una empresa. Su llegada precisamente coincidía con el Día de San Valentín.

“Mi esposo venía a Arequipa a festejar juntos el 14 de febrero. Yo y mi hijo lo esperábamos con muchas ansias, queríamos abrazarlo porque nos hizo mucha falta. No imaginé que pasaría esto, ahora, solo quiero velar su cuerpo para que descanse en paz”, precisó.

DESESPERACIÓN

Así como Jessica Otoya Yucra hay otras ocho familias a la espera de los cuerpos de las víctimas que viajaban en la miniván que cayó al río Velille en Cusco, accidente ocurrido un mes atrás.

Y lo peor de todo es que no solo tienen que lidiar con el dolor que les causa la pérdida de sus seres queridos, sino también con la indiferencia de las autoridades de turno que no los están apoyando en el rescate.

Ayer en conferencia de prensa los familiares de los desaparecidos se mostraron afligidos e indignados por la apatía mostrada hasta hoy por el mandatario Martín Vizcarra y otras autoridades.

“Hoy (ayer) se cumple un mes de este trágico accidente en Cusco y hasta el momento no han sido ubicados todos los cuerpos, pedimos el apoyo del presidente para acabar con este calvario”, indicaron.

RECURSOS PROPIOS

Familiares de César Iruri, Yoni Orosco y Renzo Huamaní comentaron que se requiere en la zona de búsqueda personal especializado en río caudaloso (como lo es Velille); además, buzos de la Marina de Guerra para dar cuanto antes con los cuerpos de los 9 desaparecidos.

Indicaron que ahora continúan en la búsqueda solo 26 efectivos de la Policía de Rescate, a quienes se asignó solo una camioneta, con el fin que se movilicen, resultando insuficiente para el número de agentes, y ante ello las familias deben solventar el alquiler de más carros.

Jessica Otoya Yucra señaló que el arrendamiento de cada unidad les cuesta unos 300 soles diarios y aparte deben poner gasolina, valuada en 150 soles semanales, teniendo cada vez menos recursos.

DATO

A las 01:50 horas de la madrugada del 14 de febrero una miniván con quince pasajeros a bordo se accidentó en la carretera Santo Tomás -Velille, sector Ccajanuya de la comunidad Tuntuma.

Esta unidad se desplazaba desde Challahuahuacho en Apurímac, vía Llusco, Quiñota Santo Tomás, con destino a Espinar.

Compartir

Leer comentarios